Mercados

Sin freno racha ganadora de petroprecios

Los futuros del petróleo ligaron su cuarta jornada de ganancias consecutivas, mientras los inversionistas estudian posibles interrupciones en el suministro de crudo debido a las tensiones geopolíticas mundiales.
Redacción
18 octubre 2017 8:18 Última actualización 18 octubre 2017 14:47
Y ahora nos pega el alza del crudo.

[Bloomberg] El crudo WTI apenas presentaba variación respecto al cierre del jueves, situándose en 91.55 dólares.

Los precios del petróleo perdieron fuerza al final de la sesión, aunque lograron mantener la tendencia alcista por cuarta jornada consecutiva.

En el Intercontinental Petroleum Exchange (ICE) de Londres, los futuros del crudo Brent de referencia en Londres para entrega en diciembre ganaron al cierre 0.46 por ciento, para quedar en 58.15 dólares.

Por su lado, el barril del WTI para entrega en noviembre en la Bolsa Mercantil de Nueva York, logró una marginal alza de 0.31 por ciento, a 52.04 dólares.

Los contratos cedieron gran parte de los avances intradía luego de que un informe del gobierno de los Estados Unidos mostraran un aumento en las reservas de combustible, incluso cuando las refinerías cerraron por mantenimiento, lo que apunta a una menor demanda en el mayor consumidor mundial de hidrocarburos.

Las refinerías estadounidenses disminuyeron su actividad debido al inicio de la temporada de mantenimiento del otoño boreal, y las tasas de procesamiento cayeron 4,7 puntos porcentuales a un 84,5 por ciento de la capacidad total, el menor nivel de producción para la época desde el 2011.

Los recientes avances del crudo fueron impulsados por los enfrentamientos entre el gobierno iraquí y las fuerzas kurdas en la región petrolera de Kirkuk. El conflicto está en curso lo que aumenta la prima de riesgo mundial para el petróleo.

La violencia en Irak es uno de los riesgos geopolíticos con los que se enfrenta el mercado del petróleo, y la incertidumbre también está cambiando por el impacto de las tensiones entre Irán y Estados Unidos, señaló Goldman Sachs Group.



Teherán sostuvo que apoyaría una extensión de los recortes de producción de la OPEP hasta el final de 2018 e insistió en que sus planes de producción no serán interrumpidos por las amenazas del presidente estadounidense Donald Trump de abandonar el acuerdo nuclear.

Por otra parte, el fuerte reporte sobre los inventarios semanales en Estados Unidos restaron confianza en el mercado.

La Agencia Internacional de Energía informó que tanto la gasolina como el destilado aumentaron la semana pasada. Los inventarios de crudo se redujeron menos de lo que el Instituto Americano del Petróleo había estimado.

En tanto, las exportaciones de petróleo del norte de Irak disminuyeron en más de la mitad, ya que la producción de la provincia de Kirkuk se cayó por segundo día.

La AIE reportó que los inventarios de gasolina subieron en 908 mil barriles, frente a una previsión de analistas consultados en un sondeo de Reuters de un aumento en 256 mil barriles.

Por su lado, las existencias de destilados, que incluyen el diésel y el combustible para calefacción, avanzaron en 528 mil barriles, contra la expectativa de una baja de 1. millones de barriles.

En Medio Oriente los flujos por oleoducto desde Irak al puerto turco de Ceyhan cayeron a 240 mil barriles, en comparación con su nivel diario normal de 600 mil barriles.