Mercados

Preocupa a Plosser de la Fed, consecuencias “no deseadas” de la QE

Los bancos centrales de todo el mundo han seguido el ejemplo de la Fed de inyectar más dinero en el sistema, como el Banco de Inglaterra y el Banco de Japón, ambos embarcándose en un QE con tasas de interés de referencia en mínimos históricos.
Reuters
06 marzo 2014 14:27 Última actualización 06 marzo 2014 14:28
[Charles Plosser, presidente de la Fed de Filadelfia. / Bloomberg] 

[Charles Plosser, presidente de la Fed de Filadelfia. / Bloomberg]

LONDRES.- El presidente de la Fed de Philadelphia, Charles Plosser, dijo estar “muy preocupado” por las consecuencias no buscadas que podría tener el programa de flexibilización cuantitativa (QE o quantitative easing en inglés).

En declaraciones preparadas para el Foro de Instituciones Financieras y Monetarias Oficiales en Londres, Plosser declaró que Estados Unidos todavía estaba sufriendo los efectos duraderos de la recesión y que podría nunca regresar a sus tasas de crecimiento anteriores.

Con la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) a una tasa anual de 2.4 por ciento, Plosser dijo que el país estaba muy cerca de su crecimiento en estado estacionario y no podría volver a donde alguna vez se pensó que podría estar.



Plosser expresó su preocupación por el retiro de las compras de activos del banco central.

"Estoy muy preocupado por las consecuencias no deseadas de toda esta acción. Y es muy difícil para nosotros saber porque nunca hemos hecho esto antes", dijo Plosser, quien agregó que contener esta liquidez adicional en la economía mundial será muy difícil.

Los bancos centrales de todo el mundo han seguido el ejemplo de la Fed de inyectar más dinero en el sistema, como el Banco de Inglaterra y el Banco de Japón, ambos embarcándose en un QE con tasas de interés de referencia en mínimos históricos.

El funcionarior dijo que hay mucha presión sobre los bancos centrales de todo el mundo y que las expectativas de lo que estos bancos pueden hacer se han elevado a máximos no saludables.

Sobre la volatilidad en los mercados emergentes, Plosser dijo que la política monetaria es principalmente una política interna y que los problemas y retos surgen cuando otros países deciden vincular su política monetaria a otro país de alguna forma o manera.

El líder de la Fed de Filadelfia, de postura vigilante a la inflación llamó a no prestar demasiada atención a la reciente debilidad de la economía, que achacó principalmente a un crudo invierno boreal.

El pronóstico de crecimiento de Plosser está dentro del rango de un 2.8 al 3.2 por ciento previsto por la mayoría de funcionarios de la Fed.

La economía estadounidense creció a un ritmo del 2.4 por ciento en el último trimestre, aunque recientes datos económicos sugieren que el crecimiento podría haber disminuido.