Mercados

Precios del petróleo se mantienen en alza por violencia en Irak

El ataque de milicianos del Estado Islámico de Irak y Levante amenaza con desmembrar a Irak, lo que ha llevado a los precios de l petróleo a cotizar entre los 112 y 113 dólares por barril.
Redacción
16 junio 2014 8:16 Última actualización 16 junio 2014 8:44
petróleo

(Bloomberg)

La posibilidad de una escalada de la violencia en Irak que podría resultar en una guerra civil y una posible división del país mantiene los precios internacionales del crudo en niveles de entre 112 y 113 dólares por barril.

El crudo Brent de Londres subía cerca de un 0.10 por ciento a 112.57 dólares por barril, luego de tocar un máximo intradía de 113.28 dólares. El viernes, el barril logró su nivel más alto desde el 9 de septiembre de 114.69 dólares. El Brent sumó más de cuatro dólares la semana pasada.

El petróleo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) sumaba un 0.16 por ciento a 106.75 dólares en las operaciones electrónicas ante de la apertura, acercándose al máximo en nueve meses que anotó el viernes de 107.68 dólares.

Por su parte, la canasta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se cotizó el viernes en 109.31 dólares, lo que representó una alza de 1.85 dólares (1.69 por ciento) respecto al cierre del jueves pasado, informó el cártel.

Estados Unidos está contemplando sostener conversaciones con Irán para apoyar al Gobierno iraquí en su lucha contra los insurgentes suníes, que derrotaron al Ejército de Bagdad y se apoderaron del norte del país la última semana.

El impresionante ataque de milicianos del Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL, por sus iniciales en inglés) amenaza con desmembrar a Irak y desatar una guerra sectaria total a través de una media luna de Oriente Medio, sin tener en cuenta las fronteras nacionales que los combatientes rechazan.

La acción conjunta entre Estados Unidos e Irán para ayudar a apuntalar al Gobierno de su aliado mutuo Nuri al-Maliki, el primer ministro iraquí, sería un importante avance después de la hostilidad que data desde la revolución iraní de 1979 y revela el grado de alarma generado por el avance relámpago de la insurgencia.

Los combatientes del ISIL capturaron la ciudad de mayoría étnica turcomana de Tal Afar, en el noroeste de Irak, después de intensos combates el domingo, consolidando su control sobre el norte.

Rusia, en tanto, cortó hoy todos los suministros de gas a Ucrania en medio de una disputa por cuentas sin pagar que podría interrumpir el flujo al resto de Europa y mermar las esperanzas de paz en la exrepública soviética.