Mercados

Precios de metales cierran en su nivel más bajo en seis años 

El aumento de la inflación de EU durante octubre reforzó las expectativas de que la Fed aumente sus tasas para diciembre y llevarón al precio del oro y la plata a mínimos desde 2009.
Reuters
17 noviembre 2015 17:44 Última actualización 17 noviembre 2015 18:6
[La onza de oro retrocede 0.1 por ciento, a mil 241.10 dólares. / Bloomberg / Archivo] 

[La onza de oro retrocede 0.1 por ciento, a mil 241.10 dólares. / Bloomberg / Archivo]

NUEVA YORK/LONDRES.- Los precios del oro cayeron más de uno por ciento para llegar a a su menor nivel en casi seis años, presionados por expectativas de que Estados Unidos subirá sus tasas de interés en diciembre, una apreciación del dólar y la recuperación en el precio de las acciones luego de las pérdidas asociadas a los ataques del viernes en París.

El oro al contado cerró con una baja de uno por ciento a mil 71.96 dólares la onza, aunque durante la sesión las pérdidas fueron mayores, luego que se registrarán mínimos de mil 65.18 dólares, su menor nivel desde febrero del 2010. Por su parte en las operaciones de futuros, la onza de oro para entrega en diciembre cerró con una baja de 1.4 por ciento para quedar en mil 68.6 dólares.

Otros metales preciosos siguieron la tendencia bajista del oro. La plata acumuló 14 semanas de pérdidas y tocó su menor nivel en dos años y medio, mientras que el platino alcanzó un mínimo no visto en siete años.

Al cierre de las operaciones, la plata terminó con una baja de 0.1 por ciento y quedar en 14.08 dólares, el platino cedió 1.7 por ciento a 845 dólares la onza y el paladio perdió 1.5 por ciento a 540 dólares la onza.

Entre los factores que influyeron en la baja de los precios de los metales fue el dato de un aumento en los precios al consumidor de Estados Unidos en octubre, luego de dos meses de retrocesos. Este escenario reforzó las expectativas de que la Reserva Federal (Fed) suba sus tasas por primera vez en casi una década.

A su vez, estos datos impulsaron un fortalecimiento del dólar y un aumento en las tasas de los bonos del Tesoro estadounidense, además de que los inversionistas impulsaron los precios de las acciones ante los niveles de oportunidad de algunos títulos, principalmente en el sector comercial.