Mercados

Precios del petróleo se hunden por sexta
semana consecutiva

Contratos a futuro de los crudos Brent y WTI acumularon descensos semanales de 6.9%, teniendo así su racha más larga de pérdidas desde el inicio del año, debido a las expectativas de una oferta mundial abundante.
Guadalupe Hernández
07 agosto 2015 8:10 Última actualización 07 agosto 2015 15:11
[Bloomberg] Las existencias de crudo subieron a 4.14 millones de barriles en la semana del 15 de febrero. 

Precios del crudo acumulan una caída de 5% en lo que va de la semana.

Las cotizaciones del petróleo operaron su sexta semana de pérdidas, la racha bajista más larga desde comienzos de año, en medio de la incertidumbre en los mercados internacionales por el exceso de oferta y su impacto en el precio del crudo.

Asimismo, la debilidad del crecimiento de la economía china, y su efecto en la demanda, así como la previsión de que Irán vuelva a bombear crudo cuando se levanten las sanciones internacionales, añadieron presión a las negociaciones durante los últimos días.

En la bolsa mercantil de Nueva York el crudo WTI continuó la racha bajista de los últimos días al cerrar en baja de 1.8 por ciento, hasta quedar en 43.87 dólares el barril, su peor cierre desde el 17 de marzo y la segunda más baja de 2015.

El convenio cerró con un descenso acumulado de 6.9 por ciento en la semana y de 18 por ciento en el año.

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en septiembre, los de más próximo vencimiento, bajaron dos centavos hasta 1.62 dólares el galón (3.78 litros), y los de gasóleo para calefacción se mantuvieron sin cambios en 1.54 dólares.

En Londres, el contrato del petróleo Brent para entrega en septiembre cerró en 48.61 dólares, 1.8 por ciento, en su nivel más bajo desde el 28 de enero, sumando así su sexta semana consecutiva a la baja y una caída semanal de 6.9 por ciento, la mayor desde marzo

Las expectativas de una oferta de crudo abundante y la demanda en plena caída durante las semanas recientes, han presionado a la baja a los precios del petróleo en los últimos días.

Goldman Sachs acaba de estimar que la oferta mundial de crudo está superando en promedio unos dos millones de barriles por día, es decir, el mercado se está sobreabasteciendo.

La producción de petróleo de la OPEP, en tanto, alcanzó en julio su nivel mensual más alto en su historia, lo que junto al inminente regreso del petróleo de Irán al mercado, elevan las expectativas de una oferta abundante.

Simultáneamente, el dato del mercado laboral estadounidense publicado esta mañana respalda las expectativas de que la Reserva Federal empezará a subir las tasas de interés por primera vez en casi diez años. Los mercados están divididos entre un despegue el próximo mes o en diciembre.

El mercado también aguarda las cifras del comercio de China que se publicarán el fin de semana.

Datos preocupantes sobre el estado de la vacilante economía china, que tiene grandes efectos para la demanda petrolera en el mayor consumidor mundial de energía, han sido un factor clave en el declive de los precios del crudo en las últimas semanas.