Mercados

Pragmatismo económico

El Presidente Barack Obama ha logrado la victoria legislativa más significativa registrada en su mandato sobre política económica internacional. El tema es relevante por todas las implicaciones que tendrá con los años.
Isaac Cohen
30 junio 2015 20:28 Última actualización 01 julio 2015 5:5
El presidente de EU, Barack Obama, enviando un mensaje de Twitter. (WH)

El presidente de EU, Barack Obama, enviando un mensaje de Twitter. (WH)

Hace dos semanas, con apoyo bipartidista, el Congreso de Estados Unidos le otorgó al Presidente autorización para negociar acuerdos comerciales que el Congreso solo puede aceptar , o bien rechazar.

Es decir, la autorización blinda de la autorización legislativa este tipo de acuerdos firmados por el presidente del país, con lo que elimina del debate y de posibles vetos parte de la tarea gubernamental.

Conocida como Autoridad para Promover Comercio y otorgada por seis años, su aprobación salvó las negociaciones en curso sobre la Asociación Trans Pacífica, la cual abarca 12 naciones y 40 por ciento de la economía mundial.

Además mantiene abierta la puerta para las futuras negociaciones de otro mega acuerdo comercial con la Unión Euriopea.

Las facultades otorgadas al presidente son tan relevantes, que incluso decisiones tomadas a favor de Estados Unidos, impactarán en otras naciones, como casi siempre sucede pero ahora bajo un acuerdo legislativo en Estados Unidos.

El primer intento de aprobar la iniciativa fracasó en la Cámara de Representantes, ante la oposición de legisladores del propio Partido Demócrata del Presidente, conducidos por la Líder de la Minoría Nancy Pelosi.

Por ende, fue necesario deshacer el paquete original de dos leyes distintas que debian aprobarse juntas.

La batalla legislativa fue difícil y larga, el proceso llenó de tedio incluso a algunos sectores de la opinión pública, pero finalmente salió a flote.

Acordaron con el Presidente Barack Obama los líderes Republicanos, el vocero de la Cámara John Boehner y el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell, primero fue aprobada la autoridad para negociar y después la asistencia para los trabajadores desplazados.

El paquete aprobatorio es amplio, como lo demuestran las fases de las negociaciones entre las partes interesadas.

En total, 28 representantes demócratas en la cámara y 14 senadores demócratas bastaron para conseguir la aprobación de ambas iniciativas, las cuales fueron sancionadas por el Presidente.

Como lo describió el Senador McConnell, “hubo muchos de nosotros pero pocos de ellos… todos nos encontramos en el mismo lado.”