Mercados

Posible salida de Reino Unido de la Unión Europea tira a la libra

Luego de la ganancia de la libra tras el acuerdo alcanzado por David Cameron, el lunes la moneda inglesa llegó a mínimos desde 2009 después de que el alcalde de Londres dijo que hará campaña para que el país salga de la UE en el referendo de junio.
Bloomberg
22 febrero 2016 21:40 Última actualización 23 febrero 2016 5:0
Big ben reino unido. (Bloomberg)

Big ben reino unido. (Bloomberg)

La libra esterlina cayó a su nivel mínimo desde 2009 después de que el alcalde de Londres, Boris Johnson, uno de los políticos más populares del Reino Unido, dijo que hará campaña para que Gran Bretaña abandone la Unión Europea en un referendo a realizarse en junio.

La libra cayó al menos 1.1 por ciento contra la totalidad de sus 16 grandes pares, revirtiendo un avance del viernes cuando el primer ministro, David Cameron, consiguió un acuerdo sobre las condiciones de pertenencia con líderes de la UE en Bruselas. Al día siguiente, Cameron dijo que lucharía para mantener a Gran Bretaña en el bloque y fijó el 23 de junio como fecha de la votación.

Los indicadores de volatilidad de la libra en comparación tanto con el dólar como con el euro avanzaron hasta su nivel más alto desde 2011, en tanto el conservador Johnson, miembro del Parlamento que apoya la llamada “Brexit”, se enfrentó al primer ministro.

“La libra está cayendo en razón de que el acuerdo cerrado por el primer ministro Cameron en la cumbre de la UE no logró aliviar los temores respecto de una Brexit”, dijo Valentin Marinov, responsable de estrategia de divisas del Grupo de los 10 en la unidad de banca corporativa y de inversión de Crédit Agricole en Londres.

“El hecho de que miembros destacados del Partido Conservador anunciaran que harían campaña para que Gran Bretaña abandone la UE probablemente subestimó los temores de los inversores de que los riesgos de Brexit aumenten a partir de aquí, pese al acuerdo”.

La libra cayó ayer 1.78 por ciento hasta 1.4150 dólares, su mayor caída desde octubre de 2009. Si bien la moneda está un 3.98 por ciento más baja este año, se mantiene por encima de un mínimo en casi siete años de 1.4080 dólares alcanzado en enero.

MAYOR VOLATILIDAD

La libra esterlina se debilitó 0.8 por ciento hasta 77.94 centavos por euro. Si bien el anuncio de la fecha elimina un aspecto de ambigüedad para los operadores, éstos enfrentan ahora meses de encuestas y campaña que pueden aumentar aún más la volatilidad.

En tanto los operadores ya están postergando las apuestas al momento en que Banco de Inglaterra subirá las tasas de interés, la perspectiva de que Gran Bretaña abandone el mercado único más grande del mundo había estado generando mayor preocupación, ayudando a hacer bajar este año la libra contra todos sus pares del Grupo de los 10.

“La debilidad de la libra es producto de la incertidumbre respecto de la continuidad de la pertenencia del Reino Unido a la unión, no en cuanto al momento de la votación”, dijo David Page, economista sénior en AXA Investment Managers de Londres. “La debilidad probablemente refleje cualquier percepción mayor de la posibilidad de salir y como tal, es probable que sea un rasgo constante en los próximos meses”.

La divisa británica se ubicó en su nivel más bajo en los últimos siete años.