¿Por qué Banxico no interviene para apoyar al peso?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Por qué Banxico no interviene para apoyar al peso?

COMPARTIR

···

¿Por qué Banxico no interviene para apoyar al peso?

Aumentar el monto de las subastas de coberturas cambiarias o un incremento en la tasa de referencia de Banxico son las posibles herramientas a utilizar.

Esteban Rojas
06/06/2018
Actualización 06/06/2018 - 7:17
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La moneda mexicana se ha depreciado 13.10 por ciento del 17 de abril a la fecha y, con ello, el dólar alcanza un nivel máximo no visto en 15 meses.

La autoridad cambiaria dispone de un amplio arsenal que ha utilizado en otras ocasiones de turbulencia en el tipo de cambio, pero ahora se encuentra en modo de espera, ante fenómenos que no se habían presentado en muchos años y que, de cierta manera, son inéditos, como es el caso de la renegociación del TLCAN.

“El tipo de cambio es una variable de ajuste que está respondiendo a factores de transformaciones que se perfilan más de carácter estructural, como las relaciones comerciales de México con Estados Unidos, por lo que una intervención solamente tendría un efecto temporal, la cual no sería suficiente para detener el ciclo de depreciación actual de la moneda mexicana”, declaró Joan Enric Domene, analista económico de Invex.

Las últimas tres intervenciones de la Comisión de Cambios, mediante el mecanismo de coberturas cambiarias liquidables en pesos, se dieron a un tipo de cambio del peso con el dólar de 19.88, 19.0695 y 20.151 unidades, en el mercado de mayoreo.

Las fechas de intervención fueron el 26 de diciembre, el 25 de octubre y el 21 de febrero del año pasado.

El día de ayer, el dólar interbancario cerró en 20.3515 unidades de acuerdo con datos del Banco de México, cifra que supera ampliamente a los niveles de intervención.

“La Comisión de Cambios todavía podría esperar para anunciar una intervención en el mercado, para ver el comportamiento de la inflación. Hasta el momento, no se presentan indicios de contaminación por el nivel alcanzado por el dólar”, dijo Guillermo Delgado, director de operaciones de Black WallStreet Capital.

El especialista añadió que una intervención del Banco de México tendría más probabilidad de ocurrir en el caso de que el dólar se colocará por arriba de las 21 unidades, en el mercado cambiario.

Entre las herramientas que puede aplicar la Comisión de Cambios y el Banxico para regular la liquidez en el mercado cambiario se encuentra un aumento en las subastas de coberturas cambiarias o un incremento en la tasa de referencia del banco central.

Una tercera opción, aunque más remota, es la utilización del escudo financiero, particularmente, de las reservas internacionales.

México cuenta con un blindaje financiero por 261 mil 693 millones de dólares para hacer frente a posibles turbulencias provenientes tanto del ámbito externo como interno.

El escudo financiero del país está compuesto por reservas internacionales de 173 mil 250 millones de dólares y por una línea de crédito con el Fondo Monetario Internacional (FMI) valuada en 88 mil 443 millones al 1 de junio.

Los recursos provenientes de las reservas internacionales y del crédito del FMI alcanza a cubrir 12.33 veces al déficit en cuenta corriente estimado para este año en 21 mil 419 millones de dólares, por parte de los analistas encuestados por el Banxico.

La última vez que el Banco de México utilizó a las reservas internacionales, para dar liquidez al mercado cambiario, fue la semana terminada el 6 de enero del 2017. En ese entonces, el instituto central vendió de manera directa 2,000 millones de dólares.

Tanto los recursos provenientes de las reservas internacionales como el crédito con el FMI no tienen el propósito de defender a un determinado nivel del tipo de cambio. Su propósito es, entre otros, poder garantizar el cumplimiento de compromisos de México contratados en moneda extranjera y, ocasionalmente, poder ser utilizados para mejorar la liquidez en el mercado cambiario.