Mercados

¿Por qué la caída del petróleo le da atractivo a la deuda de Pemex?

LM Capital Group estima que mientras la producción de petróleo y los compromisos de Pemex crecen, sus costos de endeudamiento se ubican en el nivel más alto desde la crisis financiera, aunque no hay prácticamente ningún riesgo de que los inversionistas no recibirán su dinero de vuelta.
Bloomberg
23 diciembre 2015 14:50 Última actualización 23 diciembre 2015 14:58
Pemex. (El Financiero)

Pemex. (El Financiero)

CIUDAD DE MÉXICO.- Como inversionista de bonos, seguramente no habrá otro momento mejor que éste para invertir en deuda de Pemex. Al menos, esa es la visión de LM Capital Group y Vaquero Global Investment.

Mientras cae la producción de petróleo y los compromisos de Pemex crecen, sus costos de endeudamiento se ubican en el nivel más alto desde la crisis financiera, aunque no hay prácticamente ningún riesgo de que los inversionistas no recibirán su dinero de vuelta, porque la empresa es propiedad del gobierno de México, coinciden estos negociadores de bonos.

El diferencial más amplio en los últimos nueve años entre los bonos de Pemex y los soberanos es una oportunidad que el mercado no debería pasar por alto, según Wilbur Matthews, director ejecutivo de Vaquero.


"Esta es un punto de quiebre definitivo en la relación histórica (entre la deuda soberana y la de Pemex)", dijo Matthews, cuya firma tiene deuda de Pemex y está tratando de comprar más. "Tienes que jugar con ese spread. Compras a Pemex y vendes México".

La teoría de Matthews y los que están de acuerdo con él es la siguiente: Si las cosas se pusieran realmente mal para Pemex, el gobierno intervendría para rescatar a la empresa porque es muy importante para el país, al proporcionar alrededor de un tercio de los ingresos federales.

Los escépticos dicen que los bonos no incluyen una garantía explícita de apoyo del gobierno, lo que ha elevado el costo de proteger a la deuda de Pemex contra sus pérdidas, las mayores en seis años, debido al desplome del crudo.

Las notas de la empresa con vencimiento en 2035 otorgaron 2.76 puntos porcentuales más que los bonos soberanos con vencimiento similar. Esta es la mayor diferencia desde que Pemex emitió esos bonos en 2006.

El precio del petróleo cayó un 32 por ciento este año, al cotizar en 34 dólares por barril la semana pasada , el más bajo en seis años. Apenas en julio de 2014, la mercancía se negociaba a más de 100 dólares por barril.

Para Luis Maizel, co-fundador de LM Capital Group que ayuda a administrar 5.5 mil millones de dólares en activos, esto es una obviedad.

"Acabo de comprar unos bonos hoy", dijo en una entrevista realizada el 17 de diciembre. "Es una buena oportunidad para un comprador".