Mercados

Bitcoin, el 'avioncito de papel' de los mercados

La criptomoneda, que ha sido popular durante los últimos años, ya tiene niveles volátiles de un fondo cotizado en la Bolsa con apalancamiento famoso por su alta volatilidad.
Dani Burger | Bloomberg
29 junio 2017 12:6 Última actualización 29 junio 2017 13:25
bitcoin

bitcoin (Especial)

Hay volatilidad. Y está la volatilidad de bitcoin.

Con las caídas repentinas de la moneda virtual y una racha reciente de ataques aleatorios que prácticamente eliminan la estabilidad incremental de la criptomoneda, se hace difícil encontrar un activo comparable.

De hecho, lo más parecido es un fondo cotizado en Bolsa con esteroides de apalancamiento que, se supone, tiene que ser muy volátil.

Bitcoin oscila en este momento más que el Direxion Daily Junior Miners Index Bull 3x Share, o JNUG, un fondo cotizado en Bolsa que utiliza fondos prestados para producir tres veces el rendimiento de un índice de seguimiento de empresas mineras de pequeña capitalización. Y la diferencia de volatilidad entre bitcoin y la versión corta inversa del fondo, JDST, es la más pequeña en más de tres años.

Este pico de volatilidad se cierne sobre la legitimación del mercado de bitcoin.

Desde que estalló una burbuja en 2014, la criptomoneda se había vuelto más estable, en tanto la volatilidad realizada a dos meses alcanzó su nivel más bajo en abril de 2016.

Pero las recientes oscilaciones de precios son un doloroso recordatorio de que bitcoin tiene un largo camino por delante antes de comportarse como una moneda corriente, si es que alguna vez lo hace, dijo Dave Nadig, máximo responsable de la firma de investigación ETF.com, con sede en San Francisco.

"Han habido un montón de avances y los inversores y las instituciones la toman más en serio”, dijo Nadig. "Pero hay todo tipo de pequeños pasos que comienzan a legitimar un mercado, y bitcoin a propósito es intrínsecamente no regulada. Una de las razones por la que se termina con volatilidad es la ausencia de estructura de mercado".

Teniendo en cuenta que algunos inversores importantes depositaron sus esperanzas en la estabilización de bitcoin, el resurgimiento de oscilaciones brutales no es una gran perspectiva.

El exadministrador de fondos de cobertura, Michael Novogratz, tiene 10 por ciento de su capital invertido en criptomonedas que, dijo, podrían convertirse en una industria de 5 mil millones de dólares, y está buscando agregar más bitcoin si cae por debajo de los 2 mil dólares. Actualmente se negocia por más de 2 mil 500 dólares.

Bitcoin tuvo un avance de 167 por ciento en lo que va de este año, pero pasó a estar cada vez más relacionada con una moneda virtual más pequeña, aunque en crecimiento, basada en la cadena de bloques Ethereum.

Conocida como Ether, esa criptomoneda se desplomó rápidamente desde más de 300 dólares hasta 10 centavos la semana pasada en la bolsa GDAX de Coinbase para luego repuntar. Actualmente se negocia por unos 309 dólares, según los precios compilados por CoinMarketCap.com.

"Durante los últimos dos años y medio hasta mediados del año pasado, la volatilidad ha tenido una tendencia a la baja en comparación, en líneas generales, con la de las pequeñas capitalizaciones", dijo por teléfono Spencer Bogart, jefe de investigación de Blockchain Capital.

"Algunos de los principales motores actualmente han sido las operaciones de bitcoin con otras criptomonedas, y cuando se producen estos grandes aumentos, crecen las probabilidades de tener una fuerte caída”.

Los mercados de metales preciosos han tenido, sin duda, una baja volatilidad recientemente, lo cual ayudó a bitcoin a superar el índice de empresas mineras.

El índice de volatilidad del oro CBOE/COMEX cayó 25 por ciento este año, alcanzando un mínimo histórico el mes pasado. Aun así, JDST y JNUG son el tercer y cuarto fondo cotizado más volátil de los más de 2 mil que hay en los Estados Unidos.

En los mercados financieros, se suele considerar que el oro y las criptomonedas están relacionados debido a su situación como alternativas al efectivo.

Sin embargo, el metal precioso, que se ha utilizado de esta manera durante siglos, es normalmente más estable que bitcoin, que se creó en 2009.