Mercados

Petroprecios sin freno; WTI rompe por primera vez barrera de 80 dólares

Los activos ligados estrechamente al crecimiento económico, como las acciones y el petróleo, fueron golpeados por una serie de indicadores débiles desde Europa y otras grandes economías, incluyendo a China, Japón y Brasil.
16 octubre 2014 8:45 Última actualización 16 octubre 2014 8:54
 [Bloomberg] El crudo WTI aumentaba 0.36%, para así cotizarse en 96.84 dólares.

[Bloomberg] El crudo WTI aumentaba 0.36%, para así cotizarse en 96.84 dólares.

Los futuros del crudo en los mercados internacionales continúan en caída libre debido a los abundantes suministros, el débil crecimiento de la demanda global y por las señales de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no tiene prevista una reducción en su bombeo de crudo.

El contrato del crudo ligero del WTI que cotiza en Nueva York mantiene operaciones sobre los niveles de 80 dólares tras haber caído previo a la apertura a un mínimo de 79.78 dólares el barril, un nivel que no alcanzaba desde el 29 de junio de 2012.

El crudo cotiza en baja del 1.42 por ciento o 1.16 dólares por barril, para negociarse en 80.62 dólares.


Los precios del crudo en Estados Unidos se han desplomado un 18 por ciento desde el máximo de 107.73 dólares por barril alcanzado en junio de este año.

En tanto que los contratos del crudo Brent para noviembre, que expira hoy, caía 85 centavos o 1.01 dólares, para cotizarse en 82.93 dólares por barril, en la bolsa ICE de Londres. Más temprano, el contrato se cotizó en su nivel más bajo desde noviembre de 2010 de 82.60 dólares.

Los precios del crudo Brent también han caído durante el mismo período, desde los máximos de 115.71 dólares registrados en junio.

Los activos ligados estrechamente al crecimiento económico, como las acciones y el petróleo, fueron golpeados por una serie de indicadores débiles desde Europa y otras grandes economías, incluyendo a China, Japón y Brasil.

Las preocupaciones en torno a la economía global se profundizaron esta semana, después de que la inflación al consumidor en China se desaceleró a un mínimo de casi cinco años y los precios al productor en Estados Unidos declinaron por primera vez en más de un años.

Al mismo tiempo, la Reserva Federal de Estados Unidos tiene previsto continuar desmantelando su programa de compras de activos, que ha estimulado a los mercados durante los últimos dos años.