Mercados

Petroprecios tienen una buena semana; Brent gana 9.1% y WTI 7.2%

Hoy se publicó un dato positivo de empleo en Estados Unidos que contribuyó a que el mercado hiciera caso omiso a un exceso global de petróleo, así como a reducciones del precio oficial de venta a Asia por parte del principal productor de la OPEP, Arabia Saudita, al menor nivel en al menos 12 años.
Guadalupe Hernández
06 febrero 2015 8:47 Última actualización 06 febrero 2015 14:47
[Bloomberg] El WTI se cotizaba en 96.72 dólares. La canasta de la OPEP finalizó el lunes en 114.36 unidades.

[Bloomberg] El WTI se cotizaba en 96.72 dólares. La canasta de la OPEP finalizó el lunes en 114.36 unidades.

CIUDAD DE MÉXICO.- Los precios del crudo cerraron operaciones con ganancias, con el contrato del crudo Brent registrando el mayor crecimiento en un periodo de dos semanas de los últimos 17 años.

Los futuros del crudo Brent para entrega en marzo, subieron 2.17 por ciento, a 57.80 dólares por barril, acumulando un alza del 9.1 por ciento semanal. El jueves, el barril de Brent cerró con un alza de 2.41 dólares en la bolsa ICE Futures Europa con sede en Londres.

El crudo londinense subió 18 por ciento en los últimos 10 días de negociación, la mayor alza desde marzo de 1998.

Sin embargo, pese a la reciente recuperación --los precios han subido casi un 20 por ciento en las últimas seis sesiones -- , el Brent ha caído cerca de un 50 por ciento desde su máximo del 19 de junio de 115.71.

Por su parte, el petróleo WTI en Estados Unidos ganó 2.4 por ciento, a 51.69 dólares el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York, un 7.2 por ciento en la semana.

La caída en el número de plataformas de perforación petroleras y las señales positivas en Estados Unidos, unidas a la preocupación por la caída de la producción en Libia, país miembro de la OPEP, han impulsado los precios y han ayudado a los futuros a recuperarse de las fuertes caídas del pasado año.

Los precios continúan más o menos en un 50 por ciento bajo el máximo nivel que alcanzaron a mediados del año pasado y no se prevé una recuperación rápida en medio del aumento global de los inventarios y un suministro sostenido por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).