Mercados

Debacle petrolera: WTI cierra en mínimo anual de 26.21 dólares

El petróleo cayó 2.53% y sumó su sexta baja seguida, con el contrato en Estados Unidos tocando tocando su nivel mínimo intradía desde mayo de 2003, atribuido una vez más al exceso de oferta en el mercado que se viene arrastrando desde 2014.
Redacción
11 febrero 2016 8:33 Última actualización 11 febrero 2016 14:52
Petróleo (Bloomberg)

Petróleo (Bloomberg)

Al final de las operaciones de este jueves, el precio del petróleo en Estados Unidos cerró en un mínimo anual, presionado por un alza de inventarios y la previsión del banco Goldman Sachs de que los precios se mantendrán bajos y volátiles hasta la segunda mitad del año.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el barril del WTI en Estados Unidos bajó 4.52 por ciento y cerró en 26.21 dólares el barril, un nuevo mínimo anual y el precio más bajo desde mayo de 2003.

El WTI para entrega en marzo tocó los 26.19 dólares, su menor nivel intradía en más de 12 años.

De igual manera, el barril del Brent cedió 3.31 por ciento a 30.06 dólares por barril, en el Intercontinental Exchange de Futuros de Londres.

Durante la sesión de hoy, el Brent llegó a situarse por debajo de los 30 dólares, un nivel similar al de marzo de 2004 que ya había alcanzado en enero.




Los inventarios de crudo récord en el centro de distribución de Cushing, Estados Unidos, alcanzaron un máximo histórico de casi 65 millones de barriles, mostraron el miércoles datos de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA).

En tanto, Goldman Sachs dijo que el superávit de suministros petroleros, junto con la desaceleración económica en China, implica que los precios se mantendrán bajos hasta la segunda mitad del año.

Tras el cierre de las operaciones, el barril recortaba su caída luego de un reporte del Wall Street Journal sobre que el ministro de Energía de Emiratos Árabes Unidos, Suhail bin Mohammed al-Mazrouei, dijo que la OPEP está dispuesta a cooperar para recortar el bombeo de crudo.

* El ministro también destacó que el nivel actual de precios está forzando a los productores fuera del cártel a al menos limitar sus incrementos de bombeo.