Mercados

WTI cierra en su precio más alto del año: 61.43 dólares

Los precios del petróleo subieron tras un reporte que mostró una caída en las existencias de crudo en Estados Unidos. El WTI ganó 2.1 por ciento, para cotizarse en 61.43 dólares, mientras que el Brent avanzó 1.24 por ciento, a 65.70 dólares por barril.
Guadalupe Hernández
10 junio 2015 9:20 Última actualización 10 junio 2015 16:2
shale petróleo crudo extracción (Bloomberg/Archivo)

shale petróleo crudo extracción (Bloomberg/Archivo)

Los futuros del petróleo terminaron en alza, con el WTI de Estados Unidos alcanzando su precio más alto en el año.

Los operadores del mercado celebraron la fuerte caída de las reservas de crudo en Estados Unidos por sexta semana, aunque moderaron su entusiasmo por un nuevo incremento de la producción.

Esa perspectiva avivó las expectativas de que aumente la demanda del primer consumidor mundial de petróleo, en un escenario en el que el exceso de oferta ha desplomado los precios desde el pasado verano.

El contrato del crudo WTI para entrega en julio ganó 1.29 dólares, es decir, 2.1 por ciento, para cotizarse en 61.43 dólares, su mayor avance desde el 9 de diciembre en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

En el Intercontinental Exchange de Londres (ICE), el convenio del Brent para el mismo mes, sumó su segundo día de ganancias, ante las predicciones de los analistas sobre un descenso en las reservas de crudo estadounidenses.

El crudo londinense cerró en 65.70 dólares por barril, 1.24 por ciento, más respecto al cierre previo y su nivel más alto registrado desde el 21 de mayo.

Mientras que el petróleo se ha recuperado desde un mínimo de seis años desde marzo a cerca de 60 dólares por barril, la recuperación ha llevado a la especulación de que la perforación de esquisto en Estados Unidos se acelerará desde su ritmo más lento de agosto de 2010.

La Administración de Información de Energía (AIE) informó el martes que la producción de formaciones de esquisto disminuirá hasta julio a su nivel más bajo desde de enero.

Por su parte, el grupo de la industria Instituto Americano del Petróleo (API) mostró el martes una caída semanal mucho mayor a la esperada en las existencias de crudo en Estados Unidos.

El reporte del API se dio a conocer tras las expectativas del gobierno estadounidense de que la producción local de crudo caería más fuerte y por más tiempo de lo esperado.