Mercados

Viernes negro para el petróleo: Brent cierra en nivel más bajo en 2 años

El contrato del crudo Brent, que expira el próximo lunes, registró su mayor caída semanal desde la semana que terminó el 3 de enero.
Guadalupe Hernández
12 septiembre 2014 9:1 Última actualización 12 septiembre 2014 15:5
[Bloomberg] El WTI se cotizaba en 96.72 dólares. La canasta de la OPEP finalizó el lunes en 114.36 unidades.

[Bloomberg] El WTI se cotizaba en 96.72 dólares. La canasta de la OPEP finalizó el lunes en 114.36 unidades.

Los precios del crudo cerraron operciones en baja, con el barril del crudo Brent en su nivel más bajo en dos años, en medio de las preocupaciones de que la demanda mundial de crudo se está desacelerando, además de un dólar fortalecido que sigue pesando sobre los precios.

Sin embargo, analistas estiman que el aumento de las tensiones entre Rusia y Occidente contribuyeron a detener la caída en el precio del petróleo.

El contrato para el crudo Brent en la bolsa de Londres bajó 97 centavos, o un 1 por ciento, para cerrar en 97.11 dólares el barril, su nivel más bajo desde el 28 de junio de 2012.

El contrato cayó 3.7 por ciento desde el 05 de septiembre, culminando la mayor caída semanal desde la semana que terminó el 03 de enero.

El contrato de octubre expira el lunes, lo que se suma a la presión vendedora, debido a que los inversionistas y operadores han estado cambiando sus posiciones al contrato para noviembre.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), los precios del crudo ligero WTI para entrega en octubre perdió 56 centavos, o 0.6 por ciento, para ubicarse en 92.27 dólares el barril.

El jueves los futuros del WTI tocaron los 90.43 dólares, su nivel más bajo desde el 1 de mayo de 2013. Los precios bajaron un 1.1 por ciento esta semana.

El crudo registró fuertes ventas el jueves por comentarios en el informe mensual de la Agencia Internacional de Energía (AIE) de que un consumo más débil en China y Europa ha hecho que el crecimiento de la demanda petrolera se debilite a un ritmo notable.

La AIE redujo sus proyecciones de crecimiento de la demanda en 150 mil barriles por día (bpd), a 900 mil barriles, para el 2014, y en 100 mil barriles, a 1.2 millones de barriles, en 2015.