Mercados

Precio del crudo cierra a la baja por caída en mercados globales

Después de haber arrancado la sesión con un repunte que llegó a ser de hasta 4%, las evidencias de una desaceleración económica mundial y la caída de los mercados bursátiles borraron las ganancias del petróleo.
Reuters
04 enero 2016 14:28 Última actualización 04 enero 2016 15:18
[Las cotizaciones del petróleo texano cerraron a 94.61 dólares por barril, su menor cotización desde el 21 de junio. / Bloomberg] 

Irán planea elevar su producción en medio millón de barriles por día, hasta un millón de bpd, tras el fin de las sanciones. (Bloomberg)

NUEVA YORK.- Los precios del crudo cayeron el lunes, en una volátil sesión que vio un aumento de más de 4.0 por ciento generado por las tensiones en Oriente Medio hasta que esas ganancias fueron borradas por la preocupación acerca de la desaceleración del crecimiento global y la caída de los mercados bursátiles tras el desplome de las acciones chinas.

Los futuros del referencial Brent bajaron 6 centavos, o un 0.16 por ciento, a 37.22 dólares por barril. En las operaciones matinales llegó a tocar un máximo en tres semanas de 38.93 dólares.

En tanto, los futuros del petróleo en Estados Unidos perdieron 28 centavos, o 0.76 por ciento, a 36.76 dólares, tras haber alcanzado 38.39 dólares.

Datos de la firma de análisis de mercado Genscape, que mostraron un alza de más de 480 mil barriles en los inventarios en Cushing, Oklahoma, el punto de entrega de los contratos en Estados Unidos, también afectaron a la confianza, dijeron operadores que tuvieron acceso al reporte.

Los mercados de acciones globales caían después de que un hundimiento de 7.0 por ciento en las bolsas chinas, originado por los débiles datos económicos del país asiático, reavivaron las preocupaciones sobre el crecimiento global.

Más temprano en la sesión, el crudo había subido tras la ruptura de las relaciones diplomáticas entre Arabia Saudita e Irán, situación que algunos analistas especularon con que podría desembocar en restricciones de los suministros desde Oriente Medio.

La disputa entre Arabia Saudita e Irán se produce en momentos en que Teherán, que cuenta con una de las mayores reservas probadas de crudo, espera incrementar sus exportaciones cuando se levanten las sanciones económicas que enfrenta por su polémico programa nuclear.

Irán planea elevar su producción en medio millón de barriles por día (bpd), hasta un millón de bpd, tras el fin de las sanciones.