Mercados

Petróleo mexicano cae a su menor nivel desde el 5 de mayo

La mezcla mexicana y sus similares internacionales reflejaron que el mercado petrolero sigue con importantes excedentes y mayores inventarios, lo que mantiene a la baja los precios.
Redacción
08 junio 2017 18:54 Última actualización 08 junio 2017 19:6
Pemex Golfo de México

(Bloomberg)

La mezcla mexicana de exportación reportó una baja de 0.41 por ciento, luego que la perspectiva de los mercados se mantiene pesimista en el sentido de que el mercado petrolero internacional sigue con una elevada oferta y una mayor acumulación de inventarios.

En esta ocasión el petróleo mexicano fijó un precio de 41.77 dólares por barril, lo que significa una reducción de 17 centavos frente a su nivel del miércoles y con esto llega a su nivel más bajo desde el 5 de mayo, cuando se promedió en 41.66 dólares.

Desde el 25 de mayo, fecha de la última reunión de la OPEP, la mezcla acumula una reducción de 5.07 dólares por barril.

La noticia que hundió aún más los precios del petróleo en los mercados internacionales fue el aumento en el flujo de crudo que ingreso de crudo de Nigeria a los mercados internacionales, impulsado por el levantamiento de las restricciones a las exportaciones de Royal Dutch Shell.

Las exportaciones de crudo nigeriano alcanzarán los 250 mil barriles diarios, monto que representa cerca del 20 por ciento del recorte anunciado el mes pasado por la OPEP. A este aumento en los embarques de crudo, se agrega una mayor extracción de Libia.

Otro dato que afectó los precios del petróleo fue el anuncio del Departamento de Energía y la Comisión de Comercio Internacional en donde se observa que Estados Unidos duplicó el monto de petróleo exportado en algunos meses de este 2017, lo que generó un aumento en la oferta del crudo.

Estas condiciones ya influyeron para que el banco suizo UBS ajustara a la baja sus pronósticos en los precios del petróleo hacia el cierre del año. Para el WTI, el banco ajustó desde los 57.50 dólares a los 53 dólares por barril y para el 2018 pasó de los 63 a los 57 dólares.

En el caso del Brent, la institución proyectó un precio promedio para este año de 56 dólares el barril, por debajo de los 60 que proyectó para este año. Para 2018, las expectativas pasaron de los 65 a los 60 dólares el barril.

En las operaciones del jueves, el petróleo Brent bajó 0.41 por ciento para quedar en los 47.86 dólares por barril, en tanto que el WTI llegó a los 45.64 dólares tras una baja de 0.17 por ciento.

Un dato que pasó por alto el mercado fue el aumento de las importaciones de crudo de China, uno de los mayores consumidores del mundo, que en mayo alcanzaron las 37.2 toneladas, un aumento de 15 por ciento en comparación con lo registrado un año antes.