Mercados

Petróleo mexicano acumula siete sesiones de alza consecutiva

La mezcla mexicana de exportación alcanzó este día los 46.27 dpb con lo que acumula una recuperación de 3.67 dólares en lo que va del mes. 
Redacción
11 abril 2017 17:56 Última actualización 11 abril 2017 18:18
pemex

pemex

El petróleo mexicano registró la séptima alza de forma consecutiva, en línea con el comportamiento observado por los referenciales Brent y WTI que terminaron en positivo tras el anuncio de que Arabia Saudita quiere extender los recortes de la producción de la OPEP.

En esta jornada la mezcla mexicana de exportación se promedió en 46.27 dólares por barril, un aumento de 0.06 por ciento frente al precio fijado el pasado lunes. Con este ajuste, el crudo mexicano acumula una recuperación de 3.67 dólares en lo que va del mes.

En los mercados internacionales el precio del WTI cerró con una ganancia de 33 centavos para quedar en 53.41 dólares por barril, en tanto que el Brent llegó a su nivel más alto desde el 7 de marzo al cerrar en los 56.23 dólares luego de un avance de 25 centavos.

Los precios del petróleo, negociados en los mercados de futuros, se han mantenido en un rango bastante acotado, pero no dejan la senda de la recuperación, gracias a los recortes de producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), así como de otras naciones petroleras.

De acuerdo con una nota del periódico especializado Wall Street Journal, Arabia Saudita dio a conocer este día que desea extender por otros seis meses los recortes que entraron en rigor en enero. Riad quiere que la decisión se tome cuando la OPEP se reúna en mayo.

Otros miembros de la organización han dicho anteriormente que se inclinan por prolongar los recortes, siempre y cuando los demás países productores, que no integran el cartel, también estén involucrados en el compromiso.


Hasta el momento, la recuperación se ha visto limitada por una creciente extracción de hidrocarburos de esquisto en Estados Unidos.

Varios analistas dijeron que persisten los temores de que el crecimiento de la demanda se pueda tambalear, mientras que algunos indicadores advierten que el mercado todavía no ha eliminado suficiente de su exceso de oferta para mantener a los precios en alza.