Mercados

Producción de crudo
toca su mínimo
 en 36 años

Los futuros del crudo operaron en terreno negativo entre señales de una recuperación sólida en la actividad de perforación petrolera en Estados Unidos y reportes de que los mayores productores de crudo van encaminados para cumplir con las metas de reducción de bombeo fijadas en diciembre.
Sergio Meana|Dainzú Patiño
23 enero 2017 8:27 Última actualización 24 enero 2017 5:5
PEMEX

(Bloomberg)

La producción anual de crudo de Pemex cerró el 2016 en un promedio de 2.153 millones de barriles diarios (mmbd), de acuerdo con Datos Abiertos del gobierno Federal, marca que se coloca como la producción más baja desde 1980 cuando se produjeron 1.941 mmbd.

Contra el 2015 la caída fue de cinco por ciento, lo que significó que se dejaron de producir 114 mil barriles diarios de petróleo durante el año pasado, pues hace dos años se produjeron 2.267 mmbd.

Para Pablo Medina, analista de Wood MacKenzie, en Houston, los problemas en la decadencia natural de la producción, aunados a una urgencia política de rescatar mayores recursos de hidrocarburos del subsuelo llevará a acelerar el proceso de asociaciones, o farm-outs, en los próximos años, indicó con base en un nuevo documento de la firma que analiza el panorama para 2017 de las petroleras latinoamericanas.

Por su parte, Gonzalo Monroy, director de la firma GMEC, de consultoría energética, afirmó que el monto de 2.153 mmbd está por arriba de la expectativa de los analistas a pesar de la caída que representó con un año atrás, sin embargo, es necesario que se empiece a pensar cómo sustituir los campos que están hoy todavía creciendo.


“En los próximos años cada vez vamos a ir encontrando mayores dificultades en los campos que ya están produciendo, llámalo Ek-Balam, Ixmal, obviamente Ku-Maloob, son campos que cada vez van a ir llegando a su máximo, no van a poder aguantar su ritmo actual -en el caso de Ku-Maloob- y van a tener que declinar.

“Sobre los descubrimientos del año pasado en México, la realidad es que son solo 15 mil barriles, esa parte es insuficiente, Pemex tienen que meterle muy fuerte a toda la parte de la exploración y de ahí llevar rápidamente esos proyectos a producción, porque si no es básicamente lo que veremos en 2018, 2019, serán caídas de la producción”, dijo Monroy.

Sin embargo la perspectiva para 2017 no es tan compleja como estos dos años, porque los precios han comenzado a recuperarse, refirió Arturo Carranza, especialista en energía del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP).

Reconoció que el aporte de los ingresos petroleros a las finanzas públicas se ha reducido de 40 por ciento que se reportaba hace unos cuatro años a sólo 16 por ciento del año pasado y que se mantendría en 2017.

PERFORA MENOS
Otro de los datos disponibles en el portal del gobierno de México es la caída de 52 por ciento en los pozos productores de Pemex durante 2016 contra un año atrás al pasar de 312 durante 2015 a sólo 149 al cierre del año pasado.

Para este año la caída en este segmento será aún mayor, pues Pemex, de acuerdo con su estrategia programática contenida en el Presupuesto aprobado para el año terminará sólo 30 pozos exploratorios en 2017.
“Considerando el entorno de bajos precios del petróleo las inversiones se enfocarán a las áreas con mayor probabilidad de encontrar hidrocarburos líquidos, es decir, aquellas de mayor rentabilidad”, señaló la empresa.

Alejandra León, analista de IHS Cera, explicó que las primeras actividades que se recortan son las exploratorias pues éstas tienen rendimientos en el futuro y no en el corto plazo, algo que Pemex necesita ante sus crecientes necesidades de pagos a proveedores y el mercado.

REFINACIÓN CAYÓ TAMBIÉN
El procesamiento del crudo, es decir, el petróleo que pasó por las refinerías cayó 12 por ciento y se posicionó al cierre de 2016 por debajo del millón de barriles diarios, para colocarse en 933 mil barriles diarios (mbd).

Así, la producción de petrolíferos, que incluyen a gas LP y a gasolinas automotrices, entre otros productos, de acuerdo con los datos de gob.mx, cayó también 12 por ciento al pasar de un promedio diario de 1.267 millones de barriles diarios (mmbd) en 2015, a 1.119 mmbd al cierre de 2016.

Ante este panorama Pemex ya respondió que buscará duplicar sus inversiones en el segmento.

Situación ante la cual el propio director de Pemex, José Antonio González Anaya, declaró la semana pasada ante el Congreso, que el nivel de inversiones en el sector incrementará durante 2017 para estar por arriba del millón de barriles diarios procesados.

“Estamos casi duplicando el gasto en mantenimiento en las refinerías para el próximo año para mantener su continuidad y teniendo alianzas para ciertas actividades, que son auxiliares, pero que son bien importantes”, dijo el directivo ante los legisladores la semana pasada.

La producción de petróleo ha sido seriamente afectada por la caída en el yacimiento de Cantarell, a pesar de que los yacimientos activos tratan de compensar dicha baja.