Mercados

Dólar y no Trump 'tumba' los precios del petróleo

La fortaleza del dólar, que ligó su cuarto día de ganancias frente a una canasta de divisas, presionó a la baja los precios del petróleo mientras los mercados en Europa y Asia recuperaron terreno luego del shock generado por el triunfo del republicano Donald Trump en pasado martes.
Redacción
10 noviembre 2016 8:39 Última actualización 10 noviembre 2016 15:14
petróleo

(Bloomberg)

Los futuros del petróleo cedieron las ganancias previas ante un dólar que alcanzó su mayor alza desde principios de enero, mientras los mercados se recuperaban del impacto inicial por la sorpresiva victoria del presidente electo estadounidense Donald Trump.

El petróleo Brent para entrega en enero perdió 1.12 por ciento, para terminar en 45.84 dólares por barril, luego de cerrar en alza de 0.70 por ciento, a 46.36 dólares en la sesión previa.

Por su parte, el crudo ligero WTI de referencia en Estados Unidos retrocedió 1.30 por ciento, para cotizarse en 44.66 dólares.

De igual manera, los analistas atribuyeron el descenso de hoy a nuevas dudas sobre las pocas posibilidades de que la OPEP acepte recortar sus cuotas de producción en la reunión ministerial del 30 de noviembre en Viena, con el fin de hacer frente al exceso de oferta en el mercado.

Unido a ello, el Departamento de Energía informó el miércoles que las reservas de crudo en Estados Unidos tuvieron la semana pasada un aumento de 2.4 millones de barriles, hasta alcanzar los 485 millones.

"Si no se alcanza un acuerdo y algunos miembros individuales continúan expandiendo su producción, entonces el mercado se mantendrá en superávit durante todo el año, con pocas perspectivas de un aumento significativo en los precios del crudo", dijo este jueves la Agencia Internacional de Energía (IEA) en su reporte mensual.


"En efecto, si el excedente de suministro persiste en el 2017 habrá cierto riesgo de que los precios caigan", dijo la AIE.

La semana pasada, el mercado se vio afectado por un alza de 2.4 millones de barriles en los inventarios de crudo de Estados Unidos la semana pasada, a 485 millones de barriles, según reportó la Administración de Información de Energía (EIA).

Los inversores además están evaluando el impacto a largo plazo de la futura presidencia de Trump sobre la oferta y la demanda de petróleo.

Goldman Sachs señaló que la presidencia de Trump probablemente generaría más inversión, a la vez que aumentaría la producción de crudo en Estados Unidos, dado que el presidente electo ha prometido desregular la producción de combustibles fósiles.