Mercados

Peso se hunde 2.53%
en tres sesiones; dólar al mayoreo cierra en $14.95

En operaciones al menudeo, el dólar se llegó a vender en promedio en 15.25 unidades. En la semana y el mes, el peso retrocedió en 1.99 y 1.37 por ciento, respectivamente, en el mercado al mayoreo.
Esteban Rojas
30 enero 2015 13:32 Última actualización 30 enero 2015 14:22
 [Bloomberg] La moneda nacional retrocedió 3.15 centavos en la sesión de hoy.  

[Bloomberg] La moneda nacional retrocedió 3.15 centavos en la sesión de hoy.

CIUDAD DE MÉXICO.- Renovados temores por una menor actividad en la economía en el mundo y un dólar fuerte empujaron al peso a mínimos no vistos desde principios de marzo del 2009.

El dólar en operaciones al mayoreo cerró el viernes en 14.95 unidades a la venta, de acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México. En el día, el peso retrocedió 12 centavos, equivalente a 0.81 por ciento.

La moneda nacional acumuló una depreciación de 2.53 por ciento en tres sesiones consecutivas.

En operaciones de menudeo, también conocidas como de ventanilla, el dólar se vendió en promedio alrededor de 15.25 pesos.

En operaciones de mayoreo, el tipo de cambio alcanzó un máximo en 15.0375 unidades, nivel no visto desde el 11 de marzo del 2009.

En la semana y en el mes, el peso presentó una pérdida de 1.99 y 1.37 por ciento, respectivamente.

Desde antes de la apertura oficial, el peso presentaba una importante depreciación que lo catapultó por arriba de la barrera de las 15 unidades, como respuesta a señales de desaceleración de la economía norteamericana.

El Producto Interno Bruto de Estados Unidos creció 2.6 por ciento en el cuarto trimestre del 2014, menor al 3.0 por ciento esperado y muy alegado del 5.0 del tercer trimestre.

La menor actividad en la economía norteamericana no impidió que el dólar avanzara 0.26 por ciento, respondiendo a una mayor demanda por activos de menor riesgo, como resultado de un reporte en la zona euro que mostró un comportamiento a la baja en la inflación.

Los precios al consumidor en la zona euro cayeron 0.6 por ciento, ritmo que igualó el peor dato de su historia. Con este comportamiento se justifica la divergencia en las políticas monetarias, que tienden a favorecer al dólar en estos momentos.

La fuerza de la presión de baja sobre el peso, se vio aminorada por el sensible repunte en los precios del petróleo en el mercado internacional.