Mercados

Peso retrocede; influye baja en tasas de interés

Los participantes de los mercados se mostraron a la defensiva, lo que se reflejó en una venta de activos de mayor riesgo como el peso; el dólar cerró la sesión a $13.0525.
Esteban Rojas
24 junio 2014 14:13 Última actualización 24 junio 2014 14:42
Dólar

Dólar (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los participantes del mercado cambiario nacional extendieron la toma de utilidades. Este comportamiento se explica, en parte, por una baja en las tasas de interés reportadas en la subasta primaria de valores gubernamentales, lo que diluyó el efecto positivo proveniente de algunos indicadores económicos publicados en los Estados Unidos.

El denominado dólar spot cerró el martes en 13.0525 unidades a la venta, de acuerdo a datos publicados por el Banco de México. En el día, el peso perdió 4.15 centavos, semejante a 0.32 por ciento.

La moneda nacional lleva dos sesiones consecutivas en terreno negativo, en las que ha acumulado una baja de 0.45 por ciento.

En la subasta semanal de valores gubernamentales se reportó una caída generalizada en los rendimientos de los Cetes, a mínimos históricos.

Este movimiento puede contribuir a restarle algo de atractivo al peso, sobre todo bajo la óptica de los inversionistas extranjeros.


Desde el lado de la esfera real de la economía, tampoco favorece al peso el hecho de que el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) haya presentado un anémico crecimiento de solamente 0.5 por ciento a tasa anual en el pasado abril.

Particularmente, llama la atención la baja de 0.6 por ciento en las actividades secundarias, las cuales están más estrechamente ligadas al sector exportador de nuestro país.

Con el resultado del Igae, aumenta la posibilidad de que el crecimiento del PIB en el segundo trimestre pueda ser, incluso, menor al 1.8 por ciento observado en los tres primeros meses del año.

En lo externo, el resultado positivo en la confianza del consumidor y las ventas de casas nuevas en los Estados Unidos, fueron desplazados por renovadas tensiones en Irak y los temores de una aceleración en el retiro de los estímulos económicos.