Mercados

Peso retrocede 1.99% en junio; dólar al mayoreo cierra en $15.695

La moneda nacional registró en el día una baja de 0.21 por ciento y en todo el mes de 1.99 por ciento, su peor comportamiento para un junio desde el año 2002. En ventanilla, el billete verde se vendió en promedio alrededor de 16 pesos.
Esteban Rojas
30 junio 2015 13:42 Última actualización 30 junio 2015 14:21
ME. Dólar caro y ductos: claves del éxito.

ME. Dólar caro y ductos: claves del éxito.

CIUDAD DE MÉXICO.- El martes, siguió predominando la cautela en el mercado nacional de cambios, provocada por la incertidumbre que seguirán las negociaciones entre Grecia y sus acreedores y a la espera de datos del mercado laboral en los Estados Unidos, que proporcionen nuevas pistas en torno a la política monetaria de la Reserva Federal.

El denominado dólar spot cerró en 15.695 unidades a la venta, a un paso de su máximo histórico de 15.714 alcanzado el pasado 5 de junio, de acuerdo a datos reportados por el Banco de México. En el día, el peso retrocedió 3.35 centavos, semejante a 0.21 por ciento.

En operaciones de ventanilla o de menudeo, el dólar se vendió en promedio alrededor de los 16 pesos.

La moneda nacional acumuló una depreciación de 1.99 por ciento en el mes, con lo que se convirtió en su peor comportamiento para un junio desde el año 2002.

En el primer semestre del año, el peso reporta una caída de 6.42 por ciento, su peor desempeño para un mismo periodo en nueve años.

El tipo de cambio del peso con el dólar registró dos máximos históricos en la primera mitad del 2015, uno el 10 de marzo y el otro el 5 de junio.

La volatilidad originada dio por resultado la aplicación de un nuevo mecanismo de subasta sin precio mínimo, que permitió inyectar liquidez por 3 mil 952 millones de dólares a partir del pasado marzo.

En tanto que la subasta por 200 millones de dólares con precio mínimo de 1.5 por ciento solamente se ha activado una sola vez en el año.

El comportamiento del peso ha estado determinando, fundamentalmente, por factores externos como los temores generados por el proceso de normalización de la política monetaria de la Fed y por la crisis de deuda de Grecia.

En el mercado internacional, el dólar presentó una apreciación de 5.80 por ciento con respecto a una canasta de seis divisas, cifra apenas moderadamente por debajo de la caída del peso.

En el plano latinoamericano, el comportamiento del peso presentó un desempeño en parte defensivo. Las caídas en lo que va del año, estuvieron encabezadas por la moneda de Brasil con 14.32 por ciento, seguida de la de Colombia y la de Argentina con 8.83 y 6.85 por ciento.

Mientras que el peso se ubicó a media tabla con una baja de 6.42 %, solamente detrás de las monedas de Chile y de Perú.