Mercados

Peso retrocede 0.12%
por aversión al riesgo

El dólar cerró en 12.972 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un retroceso de 0.12 por ciento, con lo que la moneda nacional se depreció ante la decisión de inversionistas de disminuir sus posiciones por los persistentes problemas geopolíticos.
Esteban Rojas
21 julio 2014 14:39 Última actualización 21 julio 2014 15:10
[El peso retrocede 0.26 por ciento frente al dólar, respecto al cierre del martes. / Bloomberg / Archivo] 

[El peso retrocede 0.26 por ciento frente al dólar, respecto al cierre del martes. / Bloomberg / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- En una sesión de falta de indicadores económicos, los participantes del mercado cambiario nacional, optaron por disminuir sus posiciones en pesos, por persistentes problemas de carácter geopolítico.

De acuerdo con información publicada por el Banco de México, el dólar cerró el lunes en 12.972 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un retroceso de 1.60 centavos, semejante a 0.12 por ciento.

La moneda nacional se depreció moderadamente siguiendo a la fortaleza del dólar mostrada en el mercado cambiario internacional.

El billete verde presentó un incrementó de 0.03 por ciento frente a una canasta de seis divisas referenciales.

La revalorización del dólar obedeció a su carácter de refugio, ante los persistentes problemas de carácter geopolítico, relacionados con el conflicto entre Israel y Palestina, así como el vinculado con Ucrania.

Desde el punto de vista del análisis técnico, el tipo de cambio se mantiene en un periodo lateral, cuya parte baja se encuentra en 12.92 y la alta en 10.02 unidades a la venta, en el mercado de mayoreo.

La baja la tasa de interés en el bono a 10 años en los Estados Unidos posibilitó mejorar la competitividad de las inversiones en pesos, aunque no fue suficiente por el momento para evitar una moderada depreciación.

Algunas monedas emergentes se pueden ver beneficiadas por la reorientación de los flujos de capitales, derivada de la inestabilidad política en algunos países de Europa oriental.

En este caso se puede encontrar el peso, dado que un balance más favorable entre rendimiento y riesgo, es un imán atractivo para atraer a los flujos de capitales provenientes del exterior.