Mercados

Peso retrocede 1.03%; ignora caída del dólar en mercado internacional

El billete verde cerró en 15.3795 unidades en el mercado de mayoreo; en ventanilla se vendió en 15.67 pesos. En la semana el peso acumuló un marginal avance de 0.07 y en todo abril presentó un retroceso de 0.78%.
Esteban Rojas
30 abril 2015 13:54 Última actualización 30 abril 2015 14:36
dólar (Reuters/Archivo)

dólar (Reuters/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- La jornada se caracterizó por una toma de utilidades en contra del peso, previo al fin de semana largo por el feriado del Día del Trabajo, ignorando datos económicos favorables publicados en los Estados Unidos y la debilidad del dólar en el contexto internacional.

De acuerdo con cifras reportadas por el Banco de México, el dólar cerró en el último día hábil de la semana en 15.3795 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un retroceso de 15.65 centavos, semejante a 1.03 por ciento.

La moneda nacional corto una racha ganadora de dos sesiones, en donde había acumulado una ganancia de 1.09 por ciento.

En operaciones de mayoreo o de menudeo, el dólar se vendió en promedio moderadamente por debajo de la barrera de 15.70 pesos.

En la semana el peso acumuló un marginal avance de 0.07 y en todo abril presentó un retroceso de 0.78 por ciento.

El tipo de cambio despidió la semana en rojo, ante la cautela de los inversionistas por un fin de semana largo y la extensión de las negociaciones de Grecia con sus acreedores.

Cabe destacar que en esta ocasión los participantes del mercado se mostraron un tanto más atentos a la presión alcista sobre la tasa de interés del bono norteamericano líder a 10 años, el cual intenta consolidar por arriba de la barrera de 2.0 por ciento.

En general, tasas de interés más elevadas en los Estados Unidos tiende a restar competitividad a las inversiones en pesos.

En esta ocasión las mejores cifras reportadas en el sector laboral de los Estados Unidos no se reflejaron en una mayor demanda del dólar en el contexto internacional.

El billete verde retrocedió 0.37 por ciento con respecto a una canasta de seis monedas.

La tendencia bajista del dólar quita presión de alza sobre las monedas de naciones emergentes, pero al dejar de ser un dólar de cabeza para la Fed, facilita un alza en su tasa de referencia.

En el contexto interno, conforme era ampliamente esperado, el Banco de México dejó sin cambio su tasa objetivo en 3.0 por ciento, mostrando que no tiene prisa por elevarla, situación que no contribuye a fortalecer las bases del peso.