Mercados

Peso retrocede 0.02%
en la semana; dólar
cierra en $12.959

El tipo de cambio se mantuvo dentro de un rango lateral, a pesar de la volatilidad observada en el contexto internacional.
Esteban Rojas
25 julio 2014 13:56 Última actualización 25 julio 2014 14:34
[La divisa mexicana cotiza en 13.5155 por dólar, su peor valor desde julio de 2012. / Bloomberg / Archivo] 

[La divisa mexicana cotiza en 13.5155 por dólar, su peor valor desde julio de 2012. / Bloomberg / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- El viernes, a contracorriente de la volatilidad observada en los mercados, el peso no solamente fue defensivo, sino que logró una moderada ganancia frente al dólar, aunque sin romper ningún parámetro clave.

De acuerdo con información del Banco de México, el dólar cerró en 12.959 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un avance marginal de 0.03 por ciento.

Durante la semana que termina hoy, la moneda nacional presentó una moderada caída de 0.02 por ciento.


El avance del peso, se dio en un contexto de fortalecimiento del dólar.

El viernes, el billete verde ganó 0.16 por ciento frente a una canasta de seis divisas referenciales.

En el ámbito interno, sobresalen las cifras positivas dadas a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en torno al comportamiento del sector externo de México, lo que contribuye a mejorar los fundamentales del peso.

Las exportaciones siguen siendo el motor de la economía mexicana, aunque también hay mejores señales para el mercado interno. El saldo de la balanza comercial fue positivo, con un superávit de 424 millones de dólares en el pasado junio.

Dentro de lo destacado se encuentra el incremento de 7.7 por ciento a tasa anual en las exportaciones, el mayor aumento en 20 meses, lo que muestra una mayor contribución de las ventas al exterior a la recuperación económica.

Por el lado, de las importaciones, aumentaron 9.6 por ciento en el sexto mes del año, lo que es una señal de un mejor desempeño del mercado interno, aunque sigue un lento dinamismo de los bienes de capital. En fin, parece que el panorama para la economía apunta a un mejor desempeño para lo que resta del año, lo que debería apoyar al peso.