Mercados

Peso regresa a terreno positivo; dólar cierra en $13.2895

En sesión volátil, el tipo de cambio rompe a la baja la barrera psicológica de 13.30 unidades en el mercado de mayoreo.
Esteban Rojas
20 febrero 2014 12:12 Última actualización 20 febrero 2014 13:52
Etiquetas
[El peso puso fin a una racha ganadora de dos sesiones ante el dólar. / Bloomberg / Archivo] 

[El peso puso fin a una racha ganadora de dos sesiones ante el dólar. / Bloomberg / Archivo]

CIUDAD de MÉXICO.- El jueves, se observó una toma de posiciones a favor del peso, después de dos sesiones consecutivas a la baja, en donde había acumulado una caída de 0.90 por ciento.

El denominado dólar spot cerró en 13.2895 unidades a la venta, de acuerdo con datos del Banco de México. En el día, el peso avanzó 2.30 centavos, equivalente a 0.17 por ciento.

Al inicio de la sesión, se observó cierto nerviosismo en los mercados derivado de la publicación de un índice de la actividad manufacturera en China, el cual se ubicó en 48.3 puntos, con lo que alcanzó un mínimo de siete meses. Con este comportamiento, se confirma una franca tendencia a la desaceleración.

El dato económico débil en el gigante asiático, provocó una venta de activos de mayor riesgo, ante mayores preocupaciones sobre la marcha de recuperación de la economía mundial, lo que afecto momentáneamente al peso.

El factor China es uno de los principales riesgos que en el año pueden mantener alejados a los inversionistas de algunas naciones emergentes.

La publicación de datos económicos mixtos en los Estados Unidos contribuyó el jueves a suavizar, en algunos casos, la tendencia vendedora.

Particularmente, generó cierto optimismo, el repunte del PMI manufacturero en los Estados Unidos al ubicarse en 56.7 muy por arriba de lo esperado.

La mayor actividad económica reportada en el principal socio comercial de nuestro país, se acompañó con una un dato de inflación favorable, lo que puede señalar que la Fed todavía mantendrá el retiro gradual de la liquidez y a las tasas de interés en mínimos históricos, por un tiempo prolongado.

La mejoría en los fundamentales de la economía norteamericana y una cierta demanda de activos de menor riesgo, impulsaron al alza al dólar por segunda sesión consecutiva.

El billete verde avanzó 0.13 por ciento con respecto a una canasta de seis divisas referenciales.

Particularmente, llamó la atención la estabilidad del yen, a pesar de que se dio a conocer un déficit comercial muy por arriba de lo esperado. Esta situación puede estar complicando la aportación del sector externo a la recuperación de la ahora tercera economía del mundo.