Mercados

Peso pierde fuerza;
dólar cierra en $13.011

El tipo de cambio del peso con el dólar mostró una baja ante el temor de que datos mejores a lo esperado en Estados Unidos puedan adelantar el alza en las tasas de interés.
Esteban Rojas
23 junio 2014 13:48 Última actualización 23 junio 2014 14:10
[El peso acumula una caída de 0.7 por ciento ante el dólar en cuatro sesiones. / Arturo Monroy / Archivo] 

[El peso acumula una caída de 0.7 por ciento ante el dólar en cuatro sesiones. / Arturo Monroy / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- Frío inicio de semana para el tipo de cambio. Datos favorables reportados en el sector manufacturero en China y Estados Unidos fallaron en darle apoyo, ante la mayor aversión al riego manifestada en el débil desempeño en los precios de las acciones.

En operaciones de mayoreo, el dólar cerró el lunes en 13.011 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un marginal retroceso de 1.65 centavos, equivalente a 0.13 por ciento, de acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México.

La moneda nacional puso un alto a tres jornadas de avance, en las que había acumulado una apreciación de 0.90 por ciento.

Dentro de lo destacado, se encuentra la mejoría en la actividad económica en China. Por primera vez en el año, un indicador del sector manufacturero pasó de la fase de contracción a la expansiva, al ubicarse en 50.8 puntos en junio.

De seguir la recuperación de la actividad industrial en la ahora segunda economía del mundo, mejora la perspectiva para la demanda de materias primas, lo que también puede beneficiar a países como México.

En Estados Unidos, el PMI manufacturero fue de 57.5 en junio por arriba de lo estimado, mientras que las ventas de casas usadas experimentaron un sorpresivo aumento de 4.9 por ciento en mayo, mucho mejor que el 1.9 estimado por el mercado.

La reactivación de la actividad manufacturera es una buena señal para el sector exportador de México y, por lo tanto, para el peso.

En la zona euro, las cosas no fueron tan favorables, al reportarse que el índice de la actividad manufacturera fue de 51.9 puntos, por debajo de lo esperado. Este comportamiento puede contribuir a limitar el potencial de recuperación del euro.