Mercados

Peso inicia semana en rojo, dólar sube a $15.74 al menudeo

La moneda nacional pierde 0.20%, con lo acumula su segunda baja consecutiva. El billete verde cerró en 15.442 unidades a la venta en operaciones al mayoreo.
Esteban Rojas
15 junio 2015 12:50 Última actualización 15 junio 2015 13:43
ME. Dólar caro y ductos: claves del éxito.

ME. Dólar caro y ductos: claves del éxito.

CIUDAD DE MÉXICO.- El lunes, prevaleció una postura defensiva en los participantes del mercado cambiario nacional, como respuesta a la mayor aversión al riesgo provocada por el estancamiento de las negociaciones entre Grecia y sus acreedores y por la publicación de cifras económicas débiles publicadas en los Estados Unidos.

De acuerdo a cifras dadas a conocer por el Banco de México, el dólar spot cerró en 15.442 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un retroceso de 3.10 centavos, equivalente a 0.20 por ciento.

La moneda nacional lleva dos sesiones consecutivas en terreno negativo, en donde ha acumulado una depreciación de 0.24 por ciento.


En operaciones de menudeo o de ventanilla, el dólar se vendió en promedio alrededor de 15.74 pesos.

La cautela prevaleciente en el mercado cambiario obedeció a la publicación de cifras económicas menores a lo esperado en la principal economía del mundo y a la mayor aversión al riesgo provocada por crecientes preocupaciones generadas por la falta de acuerdo de Grecia con sus acreedores.

Al final, se observó cierta debilidad en la cotización de dólar en el mercado internacional de divisas, acompañado con menores tasas de interés, como la reportada en el bono norteamericano a 10 años. Esta evolución pudiera obedecer también a una mayor demanda de instrumentos más seguros, provocada por la preocupación sobre la situación en Grecia.

La producción industrial de Estados Unidos bajó 0.02 por ciento sorpresivamente en mayo, empujada posiblemente por la fortaleza del dólar y menores gastos en el sector de energía.

La capacidad instalada disminuyó a 78.1 en el quinto mes del año, inferior al 78.3 de abril, lo que es una buena señal, aunque de seguir bajando pudiera considerarse como una fuente de presión inflacionaria.

La actividad manufacturera en el estado de Nueva York se desaceleró en junio y cayó a su nivel más débil en más de dos años.

Una menor actividad en la economía norteamericana dificulta una mayor recuperación del sector exportador de México, lo cual no favorece al peso.

El miércoles, el radar de los mercados estará puesto en el resultado de política monetaria de la Fed y, el jueves, en la reunión de ministros de finanzas europeos. Estos dos eventos, pueden provocar movimientos bruscos en los tipos de cambio.