Mercados

Peso impulsado por Janet Yellen y Agustín Carstens

Dólar rompe a la baja barrera psicológica de 15 unidades al cerrar en 14.927 pesos en el mercado de mayoreo, lo que implicó para el peso un avance de 0.92 por ciento. 
Esteban Rojas
24 febrero 2015 13:18 Última actualización 24 febrero 2015 13:37
Módulo especial tipo de cambio peso dólar

Módulo especial tipo de cambio peso dólar

CIUDAD DE MÉXICO.- El peso se vio apoyado por la ruta que seguirá la Reserva Federal de los Estados Unidos en su proceso de normalización de su política monetaria y por declaraciones del gobernador del Banco de México que se pueden interpretar como una preparación del terreno para empezar a subir su tasa de referencia.

El denominado dólar spot cerró el martes en 14.927 unidades a la venta, con lo que cortó una racha de tres sesiones consecutivas por arriba de la barrera de psicológica de los 15 pesos en el mercado de mayoreo, de acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México. En el día, el peso avanzó 13.80 centavos, semejante a 0.92 por ciento.

En operaciones de menudeo o de ventanilla, el dólar se vendió en promedio alrededor de 15.17 pesos.

El radar de los participantes del mercado se orientó al testimonio de la presidente de la Fed, Janet Yellen, ante una comisión del Senado de su país.

En la comparecencia destacó una mejoría en la comunicación en cuanto a la forma en que se llevará a cabo el proceso de normalización de la política monetaria. El banderazo de salida, para un incrementó en la tasa de referencia, será dado por la eliminación de la palabra “paciente” de sus comunicados.

Como siempre sucede, la Fed dejó una puerta abierta para modificar su estrategia, en caso necesario, al establecer que su política monetaria será determinada “reunión por reunión”.

En lo internacional, la mejoría en la percepción del riesgo, lo cual favoreció al peso, se vio apoyada también por el acurdo de extender un programa de ayuda a Grecia y por la recuperación de los precios del petróleo.

En México, destacó el hecho del fuerte incremento de 0.59 por ciento en los precios de las mercancías no alimenticias, lo que pudiera ser una señal de posibles presiones alcistas proveniente del aumento en el tipo de cambio.

Dentro de este contexto, adquiere una mayor relevancia la declaración del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, en el sentido de que una eventual alza en las tasa de referencia no tendría una repercusión importante sobre el crecimiento de la economía.

Al debate sobre el efecto sobre la actividad económica de un aumento en la tasa de referencia, habría que añadir el apoyo que podría tener sobre el peso.