Mercados

Peso gana 0.93% en dos sesiones consecutivas, dólar en $15.86

En el día, la moneda nacional avanza 0.34 % y el billete verde cierra en operaciones al mayoreo en 15.5685 unidades a la venta, a la espera de datos económicos en los Estados Unidos.
09 junio 2015 12:47 Última actualización 09 junio 2015 13:42
dólar (Reuters/Archivo)

dólar (Reuters/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.-En el mercado de cambios en México se extendió la toma de utilidades en contra del dólar, lo que permitió al peso alejarse de su mínimo histórico, a contracorriente de una preocupante alza observada en las tasas de interés en los Estados Unidos.

De acuerdo con datos publicados por el Banco de México, el dólar spot cerró el martes en 15.5685 unidades a la venta, con lo que tomó distancia de su máximo histórico de 15.714 alcanzado el pasado viernes. En el día, el peso ganó 5.35 centavos, equivalente a 0.34 por ciento.

La moneda nacional quedó en terreno positivo por segunda ocasión consecutiva, acumulando una recuperación de 0.93 por ciento.

En operaciones de ventanilla o de menudeo, el dólar se vendió en promedio alrededor de 15.86 pesos.

El avance del peso resulta significativo porque se dio dentro de un contexto adverso.

Por la mañana, el dólar en el mercado internacional presentaba un avance de 0.30 por ciento frente a una canasta de divisas, para después perder fuerza y cerrar con un cambio poco significativo, aunque con un sesgo a la baja.

En tanto que el bono norteamericano líder a 10 años cerró en 2.42 por ciento con un avance de 0.04 puntos y en su mayor nivel desde principios de octubre del 2014.

Mayores tasas en los Estados Unidos, generalmente, tienden a restar competitividad a las inversiones denominadas en pesos.

El ánimo de los participantes de los mercados se vio influido negativamente por débil reporte de inflación en China, lo que sigue generando temores por su crecimiento económico, al mismo tiempo que mantiene latente la necesidad de aplicar nuevos estímulos monetarios.

En tanto que la cautela se vio aumentada por la falta de acuerdos entre Grecia y sus acreedores.

Los participantes de los mercados se encuentran en modo de espera de nuevas señales, que les permita determinar el momento y la velocidad de un alza en la tasa de referencia de la Fed. Para esto, será clave conocer la evolución de las ventas minoristas, las solicitudes por seguro de desempleo y la confianza del consumidor que se publicarán el jueves y el viernes en los Estados Unidos.