Mercados

Peso extiende caída por
5 sesiones consecutivas

La aversión al riesgo siguió predominando, lo que originó una venta de activos de mayor riesgo, a lo que no pudo escapar el peso; el tipo de cambio al mayoreo cerró en 13.141 unidades y acumula una baja de 0.91 por ciento en cinco jornadas.
Esteban Rojas
28 abril 2014 13:7 Última actualización 28 abril 2014 14:55
[El peso retrocede 0.26 por ciento frente al dólar, respecto al cierre del martes. / Bloomberg / Archivo] 

[El peso retrocede 0.26 por ciento frente al dólar, respecto al cierre del martes. / Bloomberg / Archivo]

El peso inicia la semana con el pie izquierdo. En el mercado nacional prevaleció una postura defensiva, que llevó al tipo de cambio a seguir cotizando por arriba de su anterior soporte que se ubicaba en 13.13 pesos.

En el mercado de mayoreo, el dólar cerró en 13.141 unidades a la venta, su nivel más alto desde el pasado 24 de marzo, de acuerdo con cifras publicadas por el Banco de México. En el día, el peso retrocedió 0.05 por ciento.

La moneda nacional lleva cinco sesiones consecutivas en terreno negativo, acumulando una baja de 0.91 por ciento.

En operaciones de menudeo o de ventanilla se llegaron a observar cotizaciones en alrededor de 13.40 pesos.

El tipo de cambio ahora presenta una resistencia intermedia en 13.15 unidades, que en caso de romperla también al alza, la siguiente estaría hasta 13.33 pesos en operaciones de mayoreo.

Tanto el peso como el dólar no encontraron apoyo en una cifra económica mejor a lo esperado en los Estados Unidos.

Los contratos para comprar casas usadas en Estados Unidos aumentaron 3.4 en marzo por primera vez en nueve meses, lo que muestre que la recuperación del sector inmobiliario sigue su marcha, aunque todavía no exenta de altibajos.

El conflicto geopolítico disminuyó su influencia en la determinación del comportamiento del mercado cambiario nacional, pero se mantiene el riesgo de un incremento, al imponer Estados Unidos nuevas sanciones a Rusia por su intervención en Ucrania.

En el caso del euro, se sigue reforzando la postura del Banco Central Europeo en el sentido de que un euro fuerte induce a una inflación baja, lo que es inaceptable.