Mercados

Peso, en su peor momento en más de dos años; dólar cierra en $13.447

Tipo de cambio rompió al alza la barrera de 13.44 pesos en el mercado de mayoreo, la siguiente resistencia se encuentra en 13.54 unidades.
Esteban Rojas
26 septiembre 2014 13:52 Última actualización 26 septiembre 2014 14:44
 [Bloomberg] La moneda nacional retrocedió 3.15 centavos en la sesión de hoy.  

[Bloomberg] La moneda nacional retrocedió 3.15 centavos en la sesión de hoy.

CIUDAD DE MÉXICO.-El dólar continuó su vertiginoso ascenso en el mercado internacional de divisas, impulsado por mejores signos de mejoría en la economía estadounidense y en fuertes diferenciales en tasas de interés. A este comportamiento no pudo escapar el peso, al terminar en terreno negativo.

En operaciones de mayoreo, el dólar cerró el viernes en 13.447 unidades a la venta, la mayor cifra desde el 25 de julio del 2012, de acuerdo con información del Banco de México. En el día, el peso retrocedió 4.95 centavos, semejante a 0.37 por ciento.

Durante la jornada, el tipo de cambio registró un máximo en 13.485 pesos y un mínimo en 13.429 unidades.

En operaciones de ventanilla o de menudeo, el dólar se llegó a vender por arriba de 13.70 pesos.

En el periodo del 22 al 26 de septiembre, la moneda nacional se depreció 1.60 por ciento, lo que representó su peor semana desde la terminada el 1 de agosto.

El viernes, el dólar en el mercado internacional avanzó 0.60 por ciento, con lo hiló su décimoprimera semana de ganancias, algo no visto desde 1970.

El diferencial de tasas de interés a favor de Estados Unidos es una de las causas que alimentan el alza del dólar. El bono estadounidense a 10 años presenta un rendimiento de 2.52 por ciento, cifra muy superior a su similar en Alemania que paga solamente 0.96 por ciento, mientras que en Japón el rendimiento es de 0.51 por ciento. Esto ocasiona que los flujos de capital se muevan a favor del dólar, provocando un alza en su precio.

En los próximos días, todavía pueden ser de turbulencia en el mercado cambiario, a la espera de datos de empleo en los Estados Unidos y del resultado de la reunión del Banco Central Europeo.