Mercados

Peso, en su mejor racha ganadora del año; avanza 1.62% en 8 sesiones

La mejora en la percepción del riesgo y una perspectiva favorable para la economía mexicana, permitieron al peso reportar un balance positivo en marzo.
Esteban Rojas
31 marzo 2014 13:28 Última actualización 31 marzo 2014 13:52
[El peso ha caído 0.65 por ciento ante el dólar en tres jornadas consecutivas. / Bloomberg / Archivo] 

[El peso ha caído 0.65 por ciento ante el dólar en tres jornadas consecutivas. / Bloomberg / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- Los participantes en el mercado cambiario nacional siguen optimistas, al reforzarse la expectativa de que se mantendrán algunos estímulos monetarios en los Estados Unidos y a la espera de que mejoren algunos signos en la economía de México.

En operaciones de mayoreo, el dólar cerró el lunes en 13.064 unidades a la venta, en su menor nivel desde el pasado 10 de enero, de acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México. En el día, el peso avanzó 1.95 centavos, semejante a 0.15 por ciento.

La moneda nacional hiló su octava sesión en terreno positivo, acumulando una ganancia de 1.62 por ciento. En marzo, el avance del peso fue de 1.37 por ciento y en el primer trimestre de 0.2 por ciento.

En América Latina, el peso estuvo entre las monedas con mejor desempeño en marzo, pero detrás de las pertenecientes a Colombia, Brasil y Chile. En tanto que entre las perdedoras se ubicaron las de Argentina y Perú.

En el arranque de la semana, prevaleció una tónica positiva apoyada en las declaraciones de la presidenta de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Janet Yellen, al reafirmar que será necesario mantener por un tiempo suficiente los apoyos a la economía, particularmente en lo que se recupera el mercado laboral.

En terreno negativo estuvo la noticia de que el ritmo de la actividad de negocios en el centro de Estados Unidos bajó más de lo previsto en marzo, a su menor nivel desde agosto.

En el viejo continente destacó el reporte de que la inflación en la zona euro fue más baja de lo esperado, al ubicarse en marzo a tasa anual en 0.5 por ciento.

Este comportamiento no favorece al euro dado que hace crecer la posibilidad de que el banco central pueda instrumentar nuevas medidas de estímulo a la actividad económica.