Mercados

Peso gana 1.10%; dólar
se hunde a $15.1055

El dólar con liquidación a 48 horas cerró en 15.1055 unidades a la venta, con lo que el peso se ubica en su mejor nivel desde el pasado 9 de abril. Al menudeo, el dólar se ubicó por debajo de los 15.40 pesos.
Esteban Rojas
14 mayo 2015 12:59 Última actualización 14 mayo 2015 14:35
Banxico

(Bloomberg)

Cifras de empleo mejor a lo esperado en los Estados Unidos no lograron ponerle piso al dólar en el mercado internacional, situación que posibilitó al peso quedar en terreno positivo por segunda jornada consecutiva.

El dólar con liquidación a 48 horas cerró el jueves en 15.1055 unidades a la venta, en su menor nivel desde el pasado 9 de abril, de acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México. En el día, el peso avanzó 16.85 centavos, semejante 1.10 por ciento.

La moneda nacional hiló su segunda jornada con números negros, acumulando una apreciación de 1.69 por ciento.

En operaciones de ventanilla o de menudeo, el dólar se vendió en promedio por debajo de la barrera de 15.40 pesos.

Desde el punto de vista del análisis técnico, el tipo de cambio puso a prueba un soporte que se ubica en 15.10 unidades, aunque al final no tuvo la fuerza para cerrar por debajo.

Cifras fuertes de empleo reportadas en los Estados Unidos no fueron suficientes para darle soporte al dólar.

El billete verde retrocedió 0.04 por ciento con respecto a una canta de seis divisas.

Cabe destacar que el dólar acumula un ajuste a la baja de 6.8 por ciento desde el pasado 13 de marzo.

En Estados Unidos se reportó que las solicitudes por seguro de desempleo se ubicaron cerca de un mínimo de 15 años, al reportar 264 mil en la semana terminada el 2 de mayo.

El mercado laboral estadounidense sigue fortaleciéndose, aunque la economía tiene dificultades para revertir la desaceleración observada en los primeros meses del año.

En lo interno, no tuvo un efecto significativo el señalamiento de que el Banco de México no incrementaría su tasa de referencia antes de la Fed.

En el contenido de la minutas del Banco de México se sigue poniendo con un factor desequilibrante en la sincronía de las políticas monetaria de México con la de Estados Unidos, una posible turbulencia en el mercado cambiario y un aumento en las expectativas inflacionarias.

Los mercados tienden anticipada el movimiento de la tasa en la Fed, por lo que de presentarse una turbulencia, el Banco de México deja la puerta abierta para endurecer su política monetaria de manera anticipada.