Mercados

Peso despide semana en terreno positivo, dólar cierra en $12.985

El tipo de cambio se vuelve a poner en camino de su soporte, ubicado en 12.83 pesos.
Esteban Rojas
27 junio 2014 14:0 Última actualización 27 junio 2014 14:5
[La divisa mexicana cotiza en 13.5155 por dólar, su peor valor desde julio de 2012. / Bloomberg / Archivo] 

[La divisa mexicana cotiza en 13.5155 por dólar, su peor valor desde julio de 2012. / Bloomberg / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- Cifras del sector externo de México y una mejoría en la confianza del consumidor reportada en los Estados Unidos, impulsaron a los participantes del mercado cambiario nacional a incrementar sus posiciones en pesos.

De acuerdo con cifras reportadas por el Banco de México, el dólar cerró en 12.985 unidades a la venta, lo que implicó para el peso una ganancia de 4.45 centavos, semejante a 0.34 por ciento.

En la semana, la moneda nacional acumuló un avance marginal de 0.07 por ciento.

Dentro de lo significativo, se encuentra que el dólar rompió a la baja la barrera psicológica de las 13.0 unidades, después de mantenerse en cuatro jornadas consecutivas por arriba de dicha marca. No obstante, habría que decir que todavía le falta por recorrer un amplio trecho para poner a prueba su soporte de 12.83 pesos, en el mercado de mayoreo.

En lo internacional, hubo pocas cifras que le pudieran servir de catalizador al mercado cambiario. En los Estados Unidos, se publicó que el indicador de confianza del consumidor, elaborado por la Universidad de Michigan, el cual se ubicó en 82.5 puntos en junio, mejor a lo esperado en promedio por el mercado.

En México, las cifras de comercio exterior contribuyen a reforzar a los fundamentales del peso. En primero, destaca un superávit comercial de 132 millones de dólares en el quinto mes del año y, en segundo, un crecimiento de las exportaciones totales de 4.7 por ciento a tasa anual, en el pasado mayo.

Durante el periodo de enero a mayo del presente año, se acumula un moderado déficit de 673 millones de dólares. Esta cifra es perfectamente financiable y no genera presiones sobre la disponibilidad de divisas en nuestro país.

En el desglose de las cifras, sobresale el fuerte dinamismo de las ventas al exterior de productos automotrices, pero preocupa el bajo desempeño de las manufacturas diferentes a este sector. Esta situación tiende a no favorecer una apreciación demasiado fuerte del peso.