Mercados

Peso baja 0.16% influido por política monetaria de la Fed

Tipo de cambio cierra en 13.4825 unidades a la venta en el mercado de mayoreo, influido por el fortalecimiento del dolar en el mercado internacional.
Esteban Rojas
29 octubre 2014 13:20 Última actualización 29 octubre 2014 13:36
  [Bloomberg] El dólar cerró en 12.766 unidades a la venta, perdió frente al peso 8.17 centavos, 0.64%. 

[Bloomberg] El dólar cerró en 12.766 unidades a la venta, perdió frente al peso 8.17 centavos, 0.64%.

CIUDAD DE MÉXICO.- En una sesión volátil, el peso no pudo mantener su ganancia que presentaba al inicio de las operaciones, influido por la fortaleza del dólar mostrada después del comunicado de política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos.

El dólar spot cerró el miércoles en 13.4825 unidades a la venta, de acuerdo a información publicada por el Banco de México. En el día, el peso retrocedió 2.15 centavos, semejante a 0.16 por ciento.

Durante la jornada, el tipo de cambio presentó un máximo en 13.5125 y un mínimo en 13.412 pesos, en operaciones de mayoreo.

En operaciones de ventanilla o menudeo, el dólar se vendió en promedio alrededor de 13.75 pesos.

La determinación de la Reserva Federal de los Estados Unidos de dar por terminado su programa de compra de bonos, fue el catalizador que impulso al dólar al alza, lo que afectó negativamente al peso.

El billete verde avanzó 0.67 por ciento frente a una canasta de seis divisas, entre las que destaca el euro, el yen y la libra.

Al no inyectar más liquidez al mercado, la Fed contribuye a disminuir la oferta de dólares y, por lo tanto, a su fortalecimiento.

Otro factor que puede ayudar impulsar a la principal divisa del mundo en los próximos meses, a parte de la recuperación de la economía norteamericana, es la posibilidad de que en la segunda mitad del 2015 la Fed empiece a elevar su tasa de referencia, actualmente en el mínimo histórico de entre 0.0 a 0.25 por ciento.

En el futuro próximo, el peso se moverá en medio de corrientes encontradas. Por un lado, estará apoyado por la mejoría de la economía norteamericana, pero por otro, enfrentará presiones bajistas provenientes de una fortaleza del dólar en el mercado internacional.