Mercados

Peso avanza apoyado por el denominado efecto Yellen

El tipo de cambio, en operaciones intradía, rompió a la baja un soporte intermedio de 12.94 unidas, pero al final cerró por arriba de dicha barrera.
Esteban Rojas
15 julio 2014 14:19 Última actualización 15 julio 2014 14:19
[El peso acumula una caída de 0.7 por ciento ante el dólar en cuatro sesiones. / Arturo Monroy / Archivo] 

[El peso acumula una caída de 0.7 por ciento ante el dólar en cuatro sesiones. / Arturo Monroy / Archivo]

La posibilidad de que la política monetaria se mantenga sin modificaciones en los Estados Unidos, a pesar de un mejor desempeño de la economía norteamericana, contribuyó a apoyar al peso, pero su avance se vio limitado por la caída en las tasas de interés en México.

El denominado dólar spot cerró el martes en 12.955 unidades a la venta, lo que significó para el peso una marginal ganancia de 1.15 centavos, semejante a 0.09 por ciento, de acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México.

La moneda nacional hilo su tercera sesión en terreno positivo. En este lapso pudo acumular un avance de 0.29 por ciento.


De lo dicho por la presidenta de la Fed, Janet Yellen, se puede concluir que continuará una política gradualista en el retiro de los estímulos monetarios, dado las mejores señales en la recuperación de la economía norteamericana, aunque todavía persisten algunos nubarrones. En lo referente a las tasa de fondos federales es probable que se mantenga sin cambio hasta el 2015, dejando la puerta abierta a un posible aumento anticipado, dependiendo de la marcha del mercado laboral.

La posibilidad de que siga mejorando el desempeño de la principal economía del mundo, contribuye reforzar el papel del sector exportador como motor de la recuperación en México. Ello, sustenta un mayor ingreso de divisas y, por lo tanto, a mejorar el potencial de recuperación para la moneda nacional.

El avance del peso se vio limitado durante la jornada debido a que los rendimientos de los Cetes en la subasta primaria se desplomaron a nuevos mínimos históricos, incluso, por debajo de la tasa de referencia del Banco de México. Este comportamiento puede obedecer a dos factores. El primero, a un ingreso a México de flujos de capitales de inversionistas extranjeros y, el segundo, a la posibilidad de que el mercado este adelantando una nueva reducción en la tasa objetivo de Banxico, actualmente en 3.0 por ciento.

La confianza en el peso también se vio apoya por las favorables condiciones en que colocó el gobierno de México papel de deuda en el mercado samurái.