Mercados

Peso avanza 2.51% en tres sesiones, su mejor racha ganadora del año

El dólar cierra en 14.885 unidades a la venta en operaciones al mayoreo, su menor nivel desde el pasado 18 de febrero. En ventanilla se vendió alrededor de 15.15 pesos. 
Esteban Rojas
06 abril 2015 12:54 Última actualización 06 abril 2015 14:0
peso-dólar

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La posibilidad de que la Reserva Federal de Estados Unidos pueda postergar el inicio de un ciclo alcista en su tasa de referencia contribuyó para restarle fuerza al dólar en el mercado internacional, coyuntura que fue aprovechada favorablemente por el peso.

El dólar en operaciones de mayoreo cerró el lunes en 14.885 unidades a la venta, en su menor nivel desde el pasado 18 de febrero, de acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México. En el día, el peso avanzó 27.35 centavos, equivalente a 1.80 por ciento, con respecto al último día hábil de la semana pasada.

La moneda nacional hiló una ganancia de 2.51 por ciento en tres sesiones consecutivas, en su mejor racha del año

En operaciones de menudeo o de ventanilla, el dólar se vendió en promedio alrededor de 15.15 pesos.

En operaciones intradía, el tipo de cambio tocó un mínimo en 14.758, en donde se llegó a observar una entrada de compradores del billete verde. En tanto que su cotización máxima fue de 14.89 pesos, en el mercado de mayoreo.

Cifras menores a lo esperado en el sector laboral de los Estados Unidos, publicadas el pasado viernes, contribuyeron a alejar, por el momento, el fantasma de un alza en la tasa de referencia de la Fed. Esta situación, hizo que el dólar retrocediera.

En el inicio de la semana, el billete verde avanzó 0.14 por ciento, lo que limitó el avance del peso.

El lunes, la caída del dólar se vio frenada por cifras favorables del sector servicios publicadas en los Estados Unidos, lo que se pudiera interpretar como una señal de que la pérdida de fuerza de la economía norteamericana sería pasajera.

De acuerdo William Dudley, presidente de la Fed de Nueva York la reciente e inesperada debilidad de la economía de EU no presagia una desaceleración más sustancial.

De haber señales de una reactivación mayor de la economía de los Estados Unidos a partir del segundo trimestre del año, se podría volver a incrementar las expectativas de alza en la tasa fijada por la Fed y, por lo tanto, el dólar probablemente estaría en mejores condiciones de retomar fuerza. De ser así, se volvería a presentar episodios de presión de baja sobre las monedas de naciones emergentes.