Mercados

Efecto Yellen impulsa al peso 1.48%; dolar, en $16.79

Al cierre de la jornada, el dólar al mayoreo se derrumba a 16.4885 unidades a la venta, siguiendo a la decisión de la Reserva Federal de dejar sin cambio su tasa de referencia.
Esteban Rojas
17 septiembre 2015 13:40 Última actualización 17 septiembre 2015 14:3
 [En los últimos días el tipo de cambio a operado en un rango de entre 12.98 y 13.16 pesos por dólar, al mayoreo. / Bloomberg / Archivo] 

[El dólar se vende hasta en 13.20 pesos en el AICM. / Arturo Monroy]

CIUDAD DE MÉXICO.- La decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de dejar sin cambio su tasa de referencia impulso a los participantes a incrementar sus posiciones en pesos, con respecto a lo observado el pasado martes, último día hábil de operación en el mercado cambiario nacional.

De acuerdo con cifras publicadas por el Banco de México, el dólar interbancario cerró el jueves en 16.4885 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un avance de 24.80 centavos, semejante a 1.48 por ciento, con respecto al martes.

Si se toma el cierre de ayer de las operaciones internacionales del peso de 16.5484 reportado por Bloomberg, la moneda nacional presentó una ganancia de 0.36 por ciento.

En operaciones de ventanilla o de menudeo, el dólar se vendió en promedio alrededor de 16.79 pesos. Una cotización por debajo de la barrera de las 17 unidades no se veía desde el pasado 31 de agosto.

La sesión se caracterizó por una cierta volatilidad. El tipo de cambio alcanzó un máximo en 16.622 y un mínimo en 16.448 unidades en el mercado de mayoreo.

Como era esperado por el promedio del mercado, la Reserva Federal de Estados Unidos dejó sin cambio su tasa de referencia en el rango mínimo histórico de entre 0.0 a 0.25 por ciento. Este nivel permanece desde diciembre del 2008.

El último aumento de la tasa de referencia de la Fed se dio el 29 de junio del 2006, esto es desde hace más de nueve años.

La decisión del banco central de Estados Unidos tiene diferentes implicaciones.

Desde el punto de vista financiero se genera una mayor calma, ya que quita incentivos para movimientos más bruscos de capitales, que pudieran afectar a los tipos de cambio y a las tasas de interés.

El alivio pudiera ser pasajero, dado que la probabilidad de un alza en la tasa de la Fed crece para diciembre o más tardar a inicios del 2016.

Desde el punto de vista de la esfera real de la economía no es tan buena noticia. La actividad en Estados Unidos no ha logrado consolidar del todo su fase de recuperación y los riesgos externos la podrían empañar. 

Para México implicaría una mejor generación de divisas por parte del sector exportador, pero quizá no tan fuerte como podría ser en el caso de una recuperación económica mucha más clara en Estados Unidos.

El tipo de cambio se acerca a un nivel clave de soporte, ubicado en 16.40 en el mercado de mayoreo.