Mercados

Peso avanza 0.30% impulsado por el efecto Yellen

El alza en la tasa de referencia de la Fed es una señal de mejoría en la economía norteamericana, lo que impulsa la compra de activos de mayor riesgo como el peso. El billete verde cierra al mayoreo en 17.0880 y al menudeo a 17.38 unidades a la venta. 
Esteban Rojas
16 diciembre 2015 13:46 Última actualización 16 diciembre 2015 14:19
peso

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- En una sesión de elevada volatilidad, el peso logró terminar en terreno positivo al confirmarse una histórica alza en la tasa de referencia de la Reserva Federal de los Estados Unidos, después de haberla mantenido siete años sin cambio y en un mínimo histórico.

De acuerdo con información del Banco de México, el dólar interbancario cerró el miércoles en 17.088 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un avance de 5.15 centavos, semejante a 0.30 por ciento.

En operaciones de ventanilla o de menudeo, el dólar se vendió alrededor de 17.38 pesos.


La moneda nacional extendió su comportamiento positivo por tres sesiones consecutivas, al acumular una apreciación de 1.70 por ciento, siguiendo a la expectativa que hoy confirmó la Fed de un alza en su tasa de referencia.

La tasa de fondos federales subió, conforme era ampliamente esperado, 25 puntos base a un nuevo rango de 0.25 a 0.50 por ciento.

El peso responde positivamente ante la señal de que el aumento en la tasa de la Fed pueda marcar la salida de la economía norteamericana de “terapia intensiva”, al necesitar menos estímulos para crecer. Esto implicaría una mejor perspectiva para el sector exportador de México y, por lo tanto, para la generación de divisas.

Otro aspecto que genera confianza en el mercado cambiario nacional es el hecho de que la Fed llevará a cabo un ciclo de alza de manera gradual, lo que disminuye el riesgo de movimientos bruscos en los flujos de capitales destinados a México.

En el plano latinoamericano, el peso se ubicó entre las monedas ganadoras, solamente detrás de la perteneciente a Chile y Perú. En tanto que las de Brasil, y Colombia terminaron con números rojos.

En el Olimpo de las divisas, el euro se apreció 0.07 por ciento, a pesar de la profundización de las divergencias en las políticas monetarias del Banco Central Europeo y de la Reserva Federal de los Estados Unidos.

El billete verde presentó una marginal baja de 0.07 por ciento frente a una canasta de seis divisas.

El avance del peso se vio limitado por la persistente debilidad en el mercado petrolero. El crudo West Texas Intermediate bajó 4.39 por ciento a 35.71 dólares por barril, mientras el Brent disminuyó 3.36 por ciento a 37.16 dólares.