Mercados

Peso avanza 0.18% a la espera de informe de Fed

El tipo de cambio acorta distancia con respecto a un soporte intermedio ubicado en 12.94 pesos, en el mercado de mayoreo.
Esteban Rojas
14 julio 2014 13:56 Última actualización 14 julio 2014 14:41
[El peso retrocede 0.26 por ciento frente al dólar, respecto al cierre del martes. / Bloomberg / Archivo] 

[El peso retrocede 0.26 por ciento frente al dólar, respecto al cierre del martes. / Bloomberg / Archivo]

En el arranque de la semana, los participantes del mercado cambiario nacional no quisieron mover significativamente sus posiciones en pesos, previo a la presentación de un informe de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, ante una comisión del congreso de su país.

De acuerdo con información del Banco de México, el dólar cerró en 12.9665 unidades a la venta, lo que implicó para el peso una ganancia de 2.35 centavos, equivalente a 0.18 por ciento.

La moneda nacional, lleva dos sesiones en terreno positivo. En este periodo acumuló una apreciación de 0.20 por ciento.

En el inicio de la semana, no se dieron a conocer datos económicos relevantes que le pudieran dar dirección al tipo de cambio, pero la confianza se vio mejorada por los avances para instrumentar la reforma en telecomunicaciones.

El desempeño del peso sobresale debido a que se dio a contracorriente de un avance del dólar en el mercado internacional y de un incrementó en la tasa de interés del bono del tesoro estadounidense a 10 años.

El billete verde avanzó 0.03 por ciento frente a una canasta de seis divisas referenciales.

En la zona euro se dio a conocer que la producción industrial cayó 1.1 por ciento en el pasado mayo, lo que compara negativamente con el incremento de 0.8 por ciento de abril. Este comportamiento, debería tender a limitar el potencial de recuperación del euro frente al dólar.

En tanto que en Japón, la actividad industrial mostró un mejor desempeño en el quinto mes del año, al subir 0.7 por ciento, por arriba de lo esperado en promedio por el mercado. Dicha evolución, le quita presión de baja al yen, dado los signos de recuperación económica presentes en la ahora tercera economía del mundo.