Mercados

Persiste nerviosismo cambiario, dólar toca máximo de 13.5375 pesos

La volatilidad se volvió a apoderar del mercado cambiario, aunque al final el dólar respeto una importante resistencia.
Esteban Rojas
24 enero 2014 16:14 Última actualización 24 enero 2014 16:20

La aversión al riesgo se prolongó por segunda sesión consecutiva, arrastrando al peso en operaciones intradía a mínimos de 18 meses, como respuesta a la crisis cambiaria en Argentina y a persistentes temores con respecto a la situación de la economía China.

En operaciones de mayoreo, el dólar cerró el viernes en 13.44 unidades a la venta, de acuerdo con información publicada por el Banco de México. En el día, el peso retrocedió 3.0 centavos, equivalente a 0.22 por ciento.

La volatilidad siguió siendo una de las características principales. El diferencial entre el máximo de 13.5375 y el mínimo de 12.4285 fue de 10.90 centavos, apenas ligeramente por debajo de los 11.90 anterior.


El peso cerró lejos de su mínimo del día, lo que puede ser una señal de que su caída puede intentar poner un alto, dependiendo de la evolución del contexto internacional.

La moneda nacional tuvo un balance negativo durante el periodo del 20 al 24 de enero, al caer 1.53 por ciento, con lo que reportó su segunda semana consecutiva de baja. Cabe destacar que de diez sesiones hábiles, en nueve han sido desfavorables al peso.

Desde el punto de vista del análisis técnico, el tipo de cambio se ubicó en operaciones intradía por arriba de la resistencia clave de 13.47 unidades, la que finalmente respetó al cierre.

Sin embargo, ahora la línea de defensa a considerar se encuentra en 13.54 pesos, en operaciones de mayoreo.

En el cierre de la semana, se mostró una clara aversión al riesgo, la cual se reflejó en una mayor demanda de activos como los bonos del tesoro norteamericano.

Argentina anunció una flexibilización en el control de cambios, en un intento por calmar a los mercados.

Las nuevas medidas, que entraran el lunes, fueron relativamente bien recibidas, lo que contribuyó a disminuir la velocidad de caída de la moneda de Argentina. No obstante, todavía se deberá luchar por recuperar la confianza. Entre tanto esto no suceda, es probable que se puedan dar todavía periodos de volatilidad.

En los próximos días, el radar del mercado cambiario se orientará al resultado de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos, lo que podría limitar una potencial apreciación del peso.