Mercados

Pérdidas en Wall Street y ganancias en la BMV, en semana de turbulencias

Los mercados accionarios terminaron el viernes con pérdidas no tan moderadas en Nueva York, y con un incremento en la BMV. Los participantes se mostraron precavidos ante la próxima reunión de la Fed y la crisis griega.
Felipe Sánchez
12 junio 2015 16:0 Última actualización 12 junio 2015 16:7
Bolsa Mexicana de Valores. (Arturo Monroy)

Bolsas del mundo

Este viernes las bolsas de Nueva York concluyeron con pérdidas en el día y con saldos mixtos en la semana, mientras que la bolsa mexicana terminó con ganancias en el día y en la semana, aunque modestas.

Los inversionistas se comportaron a la defensiva y prefirieron realizar algunas utilidades, en gran medida debido a la persistente incertidumbre con respecto a Grecia, luego del retiro ayer del FMI ante la falta de avances en las negociaciones.

Además, los datos favorables de la economía del día en Estados Unidos implicaron un mayor riesgo en términos de la política monetaria de la Fed. Por lo demás, los inversionistas prefirieron no tomar posiciones de riesgo ante el fin de semana, cuando los mercados están cerrados.

En México, el índice de la BMV reportó un incremento de 0.15 por ciento al quedar en 44 mil 692.50 unidades, el alza se dio con un volumen de 235.0 millones de acciones y 187 mil 245 operaciones. En la semana, la Bolsa aumentó 0.29 por ciento.

En la NYSE, el promedio Dow Jones se fue a la baja 0.78 por ciento a 17 mil 898.84 unidades, mientras que el índice S&P 500 retrocedió 0.70 por ciento a 2 mil 094.11 puntos. En el mercado Nasdaq la contracción fue de 0.62 por ciento, al ubicarse el índice Composite en 5 mil 051.10 enteros.

Los saldos semanales fueron mixtos, en orden respectivo, 0.28, y 0.06 positivos y 0.34 por ciento negativo.

Fue una semana de turbulencias, en especial debido a los vaivenes de la crisis griega, pero al final del período puede decirse que las bolsas salieron bien libradas.

En Estados Unidos los indicadores del día resultaron superiores a las expectativas: la inflación al productor de mayo repuntó en 0.5 por ciento, el aumento más elevado desde abril del 2011, pero esto se debió a una subida en los precios de los energéticos, como la gasolina, ya que la inflación subyacente que excluye estos componente solamente subió 0.1 por ciento.

El otro dato fue el índice preliminar de la confianza de los consumidores para junio, un repunte muy superior a lo esperado, sin duda, un buen dato.

La semana próxima el suceso más relevante será la reunión de 2 días de la Fed, con el anuncio de política para el miércoles, y en donde se harán nuevos pronósticos económicos, y habrá conferencia de prensa de Janet Yellen, la que concentrará la atención del mundo.

Por otra parte, la evolución de los acontecimientos en Grecia irá escalando en nerviosismo por la incertidumbre involucrada.