Mercados

Pemex deberá convencer al mercado que no es un lastre, aseguran analistas

La empresa petrolera de México deberá dar a conocer su plan de negocios en las próximas semanas para asegurar su viabilidad.
Clara Zepeda
31 agosto 2016 21:13 Última actualización 01 septiembre 2016 9:14
pemex me

(Especial)

Petróleos Mexicanos (Pemex) deberá convencer a los mercados financieros de que no representará una carga insostenible para las finanzas públicas en los próximos años, de acuerdo con especialistas.

La empresa productiva del Estado deberá dar a conocer su plan de negocios en las próximas semanas para asegurar su viabilidad, sin embargo, los compromisos de deuda contraídos por Petróleos Mexicanos por un total de 158 mil millones de dólares harían necesaria una nueva capitalización por parte del gobierno federal, estimó Moody’s.

Nymia Almeida, analista de la calificación de la petrolera para esa firma, consideró que en caso de que llegue a necesitar apoyo, seguramente el gobierno lo va a respaldar.

“Si todas las estrellas están alineadas y hace su tarea podría darse el caso de que estabilizamos la calificación; lo que no podemos es decir que no pasa nada”, comentó Almeida, quien aseguró que los anuncios de Pemex no han sido suficientes.

En la misma línea, Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank, advirtió que es importante que Pemex presente un plan de negocios creíble, de lo contrario los inversionistas estarían poniendo en duda la permanencia de la estabilidad macroeconómica de México, la que ha disfrutado por más de 20 años.

“Dependiendo de ello se tendrían reacciones posiblemente importantes en nuestros mercados financieros”, afirmó el especialista.

Rubén Domínguez, director de Análisis de GACS, explicó que este plan de negocios debería ser una continuación al anuncio de marzo, manteniendo la línea presentada y buscando mayor eficiencia.

“Veo difícil que Pemex pueda convencer a los mercados de que podría alcanzar la viabilidad con su nuevo plan de negocio, pero considero que la administración de la empresa está tratando de corregir el camino en un ambiente adverso. Los precios del petróleo estarán oscilando entre los 42 y 50 dólares en lo que resta del año, así que los márgenes seguirán comprometidos”, dijo.

“Sabemos que el sindicato seguirá siendo una carga para la empresa y no se anticipa que esto pudiera cambiar. Si se logrará, veríamos una reacción favorable. Tendremos más información de las áreas que buscarán una sociedad compartida con la finalidad de reactivar la producción. Se ha visto interés de empresas extranjeras en participar en México así que esperaríamos que el anuncio fuera promisorio”.

De momento el gobierno federal tiene otras preocupaciones, pues debe reducir su gasto corriente si quiere que las agencias calificadoras no disminuyan la calificación crediticia. Esto no quiere decir que se olvide de Pemex, los dos van de la mano y eso lo sabe el mercado, añadió Domínguez.

>