Mercados

El oro sale al rescate: registra su mayor alza semanal desde 2011

El metal dorado hilo su cuarta semana consecutiva al alza, esto luego que la debilidad del dólar, la baja de los precios del petróleo y un deterioro de las expectativas económicas influyeron para que los inversionistas regresaran a estrategias conservadoras.
Reuters
12 febrero 2016 17:48 Última actualización 12 febrero 2016 18:44
El oro podría ser la clave para solucionar la actual crisis financiera mundial, afirma el experto en mercados de oro y plata, Guillermo Barba. (Especial)

El oro podría ser la clave para solucionar la actual crisis financiera mundial, afirma el experto en mercados de oro y plata, Guillermo Barba. (Especial)

NUEVA YORK/LONDRES.- Los precios del oro registraron su mayor alza semana en cuatro años, pese a que el viernes cedieron por toma de ganancias luego de haber subido cinco por ciento el día anterior impulsado por inversionistas que se han refugiado en el metal como un activo seguro.

En las últimas operaciones, el oro al contado se negoció en mil 238.36 dólares la onza, una baja de solo 0.7 por ciento; pero terminaba la semana -la cuarta consecutiva con ganancias- con un avance de 6.3 por ciento, su mayor avance desde octubre del 2011.


Por su parte, la onza de oro para entrega hasta abril bajó 0.7 por ciento, a mil 239.40 dólares la onza. El contrato subió 7.1 por ciento en la semana, su mayor ascenso desde diciembre del 2008.

Las perspectivas de un repunte sostenido de los precios del oro son mejores de lo que han sido en los últimos años porque un dólar más débil, el derrumbe del petróleo y las preocupaciones sobre la economía global han revivido su estatus de activo seguro tras años de ser despreciado en los mercados financieros globales.

La última vez que los precios del oro subieron más de un 10 por ciento en un lapso de 10 días, el mercado estaba en el último tramo de un alza sostenida a lo largo de una década que alcanzó su punto más alto a más de mil 920 dólares por onza en 2011.

El metal precioso ha subido un 20 por ciento en lo que va del año al pasar de mil 58.71 dólares la onza hasta un máximo de mil 257.28 dólares del jueves, y los gerentes de fondos anticipan un precio entre los mil 300 y los mil 400 dólares en los próximos 12 meses. Si bien ha recuperado la confianza del mercado, nadie espera que el oro vuelva pronto a los máximos del 2011.

En lo que respecta a los otros metales preciosos, la plata cerró en 15.70 dólares la onza para un aumento semanal de 5.7 por ciento, el platino finalizó en 956.04 dólares la onza tras un alza de 5.9, también en la semana, y el paladio fijó sus últimas operaciones en 522.22 dólares la onza, tras una recuperación de 4.8 por ciento en comparación con su nivel de siete días previos.

La mayoría de los operadores también acepta que el ritmo y la prolongación del repunte deja a los precios vulnerables a una toma de ganancias y volatilidad en el corto plazo. Sin embargo, en el largo plazo, dicen que los precios de los metales preciosos deberían subir un poco más.

En un drástico giro de su tendencia reciente -en 2015 el metal precioso sufrió su tercer retroceso anual consecutivo-, las compras de oro han sido generalizadas, con volúmenes de futuros trepando a máximos desde fines de 2014 y una frenética actividad en el mercado de opciones que sorprendió a los veteranos del mercado.

Para los analistas, el actual periodo de volatilidad influyó para que los inversionistas se alejaran momentáneamente de las divisas y se están pasando a la única moneda en la que confían. Esa moneda es el oro.