Mercados

Oro frena ganancias luego de tocar un máximo intradía de 1,300 dólares

En operaciones intradía, el contrato llegó a subir 1.2% y alcanzó los mil 306 dólares la onza, un máximo desde el 22 de junio de 2015, impulsado por continua debilidad del dólar, que tuvo su peor semana desde 2008 frente al yen.
02 mayo 2016 10:6 Última actualización 02 mayo 2016 14:47
Balón de Oro

Balón de Oro

Los futuros del oro recortó las ganancias al final de la sesión después de haber alcanzado un máximo por encima de los mil 300 dólares por primera vez desde enero de 2015, en medio de las versiones de que los bancos centrales de los Estados Unidos y Europa mantendrán bajas las tasas de interés, impulsando la demanda del metal.

Los funcionarios de la Reserva Federal dejaron sin cambios las tasas de interés la semana pasada. Esto aumenta el atractivo del oro, aunque el metal suela generar retornos a los inversores sólo a través del aumento de precios.

Los inversores volvieron con entusiasmo a los metales preciosos este año en tanto los riesgos de la economía mundial llevaron a la Reserva Federal a dar señales de que adoptaría una actitud más pausada para disponer los nuevos aumentos de tasas de interés, debilitando al dólar.

La cotización futura del oro para entrega en junio subió 0.4 por ciento y cerró en mil 295.80 dólares la onza en el mercado Comex de Nueva York.

En operaciones intradía, el contrato subió 1.2 por ciento y alcanzó los mil 306 dólares la onza, un máximo desde el 22 de junio de 2015. El metal precioso aumentó 22 por ciento este año.

Entre otros metales, la plata bajó 1.8 por ciento, a 17.50 dólares la onza, luego de haber tocado más temprano su máximo desde enero del año pasado a 18.01 dólares. El platino subió 0.6 por ciento a mil 080.50 dólares la onza, tras alcanzar su nivel más alto en 10 meses a mil 085.40 dólares.

También, el paladio cayó 0.5 por ciento a 621.23 dólares la onza.

El volumen de operaciones fue reducido debido a que algunos mercados en Asia y Londres permanecieron cerrados debido a feriados nacionales, lo que frenó el impulso en el metal.