Mercados

Oro cierra con ganancia semanal de 2.3% impulsado por euro y dato de empleo en EU

Los metales preciosos tuvieron su segunda jornada de ganancias apoyada por una fortaleza del euro y una menor volátilidad luego que se dió a conocer el dato de empleo en Estados Unidos, lo que prepara el camino para el alza de tasas de la Fed.
Redacción
04 diciembre 2015 15:33 Última actualización 04 diciembre 2015 16:1
Oro

(Bloomberg)

NUEVA YORK/LONDRES.- El oro cerró la semana con un repunte de más de dos por ciento, interrumpiendo una tendencia bajista que comenzó desde mediados de octubre, luego que un fuerte reporte de empleo en Estados Unidos apoya las perspectivas de un alza de tasas de interés de la Reserva Federal, lo que en principio permitió reducir la volatilidad que se registró en el último mes.

En su informe mensual, el Departamento del Trabajo informó que durante noviembre las nóminas no agrícolas subieron 211 mil nuevos puestos, además de que los datos correspondientes a septiembre y octubre fueron revisados al alza en 35 mil empleos más a lo informado previamente. En el periodo de enero a noviembre se agregaron a la economía estadounidense dos millones 308 mil nuevos empleos.

Sin embargo, lo que dio más fuerza a la recuperación del oro fue la renovada fortaleza del euro y la debilidad del dólar que han provocado un aumento en las compras para cubrir posiciones cortas en el metal dorado, lo que impulso un periodo de recuperación de los metales preciosos pese a que el alza de tasas en diciembre está prácticamente garantizada, de acuerdo con analistas.

De esta forma, el oro al contado, que bajó en la apertura, subió tras el reporte de empleo hasta 2.5 por ciento a mil 88.7 dólares por onza, su nivel más alto desde el 16 de noviembre; al cierre quedó con una ganancia de dos por ciento y cerró la semana en los mil 82.96 dólares.

Con el movimiento de este día, el oro cerró con una ganancia en la semana de 2.3 por ciento, esto luego de seis semanas en que se mantuvo su tendencia bajista.

Por su parte, la plata subió 2.8 por ciento a 14.47 dólares la onza, el platino trepó 4.3 por ciento hasta los 878.89 dólares la onza y el paladio fue el mayor ganador entre los metales preciosos con un alza de un 7.1 por ciento, para alcanzar un máximo de tres semanas de 572.7 dólares la onza.