Mercados

Futuros del crudo no encuentran fondo;
Brent rompe soporte
de 65 dólares 

La OPEP proyectó que la demanda por su crudo caerá a 28.92 millones de barriles por día el próximo año, un descenso de 280.000 barriles respecto a su estimación anterior y cerca de un millón de barriles menos que su producción actual.
Guadalupe Hernández
10 diciembre 2014 9:3 Última actualización 10 diciembre 2014 14:57
[El precio del barril de WTI también registró un descenso similar, de 0.2%] 

[El precio del barril de WTI también registró un descenso similar, de 0.2%]

Los precios del crudo en ambos lados del Atlántico se hundieron cerca de un 5 por ciento al cierre de operaciones de este miércoles.


El contrato del crudo Brent  cayó 2.60 dólares, o un 3.9 por ciento, para terminar en 64.24 dólares el barril en el Intercontinental Exchange de Londres, el cierre más bajo desde julio de 2009.

En el mes los precios muestran una baja del 8.4 por ciento después de una caída de 18 por ciento en noviembre.

El contrato de referencia en Londres se ha desplomado un 17 por ciento desde el 26 de noviembre, un día antes de que la OPEP acordara mantener su límite de producción sin cambios en 30 millones de barriles, resistiendo llamadas de los miembros, incluyendo Venezuela a recortar la producción para estabilizar los precios.

El WTI para entrega en enero, en tanto, perdió 2.88 dólares por barril o un 4.5 por ciento, a 60.94 dólares el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York, también su nivel más bajo desde julio de 2009.

Ambos contratos muestran una pérdida de más del 40 por ciento desde sus picos registrados en junio de 2014.

La decisión de la OPEP de recortó su pronóstico sobre la demanda de crudo para el próximo año a su nivel más bajo en más de 12 años, sumado a la sorpresiva alza en los inventarios de petróleo en Estados Unidos fueron los factores que arrastraron a los futuros a tocar niveles mínimos de más de cinco años.

Este miércoles la OPEP proyectó que la demanda por su crudo caerá a 28.92 millones de barriles por día (bpd) en el 2015, un descenso de 280.000 barriles respecto a su estimación anterior y cerca de un millón de barriles menos que su producción actual.

El reporte se conoce tras la decisión del organismo petrolero el mes pasado de no reducir la producción pese a los bajos precios del crudo, donde el mayor exportador -Arabia Saudita- instó a los miembros del grupo a combatir el auge en la producción de esquisto en Estados Unidos, que ha estado erosionando la cuota de mercado de la organización.

En otro informe, la gubernamental Administración de Información de Energía (AIE) reportó que los inventarios de crudo en Estados Unidos subieron 1.5 millones de barriles en la semana al 5 de diciembre, a 380.8 millones, frente a la caída de 2,2 millones de barriles que esperaban analistas del mercado.