Mercados

Acuerdo petrolero no eliminará el exceso de suministros:
Commerzbank

La institución bancaria alemana estimó que un recorte de la producción al nivel mínimo del rango adoptado el mes pasado frenaría una expansión mayor, aunque sólo reduciría la oferta existente en un 11 por ciento el próximo año.
Bloomberg
27 octubre 2016 14:3 Última actualización 27 octubre 2016 14:26
OPEP

(Bloomberg)

Incluso si la OPEP sorprende a un mercado escéptico e introduce recortes máximos a la producción, esto no conseguirá eliminar la inmensidad de suministros de petróleo que ya se ha extraído del subsuelo.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo pretende reducir el exceso mundial de suministros mediante el primer recorte a la producción en ocho años, según el secretario general del grupo, Mohammed Barkindo.

No obstante, los propios datos del bloque muestran que incluso un recorte máximo del rango que se está considerando apenas haría mella en el récord de suministros el próximo año. En consecuencia, la ayuda de competidores, principalmente de Rusia, es fundamental para poner fin a la sobreoferta.

Los suministros mundiales han superado la demanda durante tres años consecutivos, lo que ha resultado en un superávit de petróleo suficiente para llenar unos 160 superpetroleros.

Un recorte de la producción al nivel mínimo del rango adoptado el mes pasado frenaría una expansión mayor, aunque sólo reduciría la oferta existente en un 11 por ciento el próximo año, según muestran datos del grupo. Si la organización no llega a un acuerdo con Rusia podría haber un nuevo colapso de los precios, según Commerzbank AG.



“¿Contribuiría el rango de producción propuesto a la reducción de inventarios mundiales?”, se preguntaba Tamas Vargas, analista de PVM Oil Associates Ltd. en Londres. “Los indicios no son alentadores. Según datos disponibles actuales, y precedentes anteriores, no es probable que vaya a haber un mayor equilibrio entre la oferta y la demanda el próximo año”.

El 28 de septiembre la OPEP acordó reducir la producción a un rango de entre 32.5 millones y 33 millones de barriles diarios en Argel, y determinará qué cuota deberá reducir cada miembro en la próxima reunión del 30 de noviembre.

El acuerdo propició un alza los precios a un máximo de 15 meses por encima de 50 dólares el barril este mismo mes, aunque después han vuelto a caer por el escepticismo de que el grupo vaya a cumplir la promesa.

Inventarios insostenibles

El principal objetivo del acuerdo de Argel es reducir “el nivel alto e insostenible de inventarios que se han acumulado en los dos últimos años o así”, dijo Barkindo de la OPEP el 18 de octubre.

Khalid Al-Falih, ministro de Energía e Industria de Arabia Saudita, que representa el miembro más influyente de la OPEP, manifestó al día siguiente que está seguro de que la organización tendrá éxito.

Muchos analistas están de acuerdo. El director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía, Fatih Birol, opina que el acuerdo acelerará el reequilibrio de la oferta y la demanda en 2017.

Los inventarios mundiales de petróleo se reducirán en 270 mil barriles diarios el próximo año si se introducen recortes, o se mantendrán más o menos sin cambios si la OPEP mantiene la producción, según Harold “Skip” York, vicepresidente de energía integrada de la consultora Wood Mackenzie Ltd. en Houston.

No obstante, los propios datos de la OPEP indican que un recorte de la producción al mínimo del rango propuesto sólo tendría un impacto superficial en las reservas.

Si la OPEP reduce la producción a 32.5 millones de barriles diarios, lo que equivale a unos 900 mil barriles al día respecto a los niveles de septiembre, estaría produciendo menos que el volumen necesario para hacer frente a la demanda en 2017, según un informe mensual del grupo del 12 de octubre.

En consecuencia, los suministros se reducirían, pero sólo en 36.5 millones de barriles en el transcurso del año, un impacto mínimo para el exceso de suministros de 322 millones de barriles respecto a la media de cinco años en agosto, según estimaciones del grupo.